Categoría: Estilos de dirección y cosas que pasan en las empresas

Estilos de dirección en las empresas representados de forma gráfica desde diferentes perspectivas con infografías y dibujos sencillos

El arte de tomar decisiones…

El arte de tomar decisiones

Unos dicen: “Cualquier camino que elijas en la vida será el correcto, siempre y cuando sea tu decisión.”.

Otros replican: “Somos producto de nuestras decisiones, no de nuestras circunstancias. Las decisiones lo cambian todo. Si no te gusta tu vida, es momento de tomar mejores decisiones”.

Y está muy bien dicho.

Cualquier decisión, aunque sea absolutamente incorrecta, es mejor que ninguna decisión.

La “parálisis por el análisis” puede llevarnos al más absoluto desastre.

Sentirse identificado con la empresa

Sentirse identificado con la empresa. Qué importante es sentirse identificado con algo, con alguien, con un proposito que te trasciende

Centro financiero de la ciudad. Cae la noche. Quedan algunas pocas luces encendidas en los rascacielos.

Salen del edificio un grupo de jóvenes. Son seis personas. Parecen cansados. Se meten en un bar. Piden unas cervezas. Uno de ellos dice: “Yo pago la primera ronda”. Todos están de acuerdo. Si los cálculos no fallan – y nadie se escaquea-,… implicará 6 rondas. La noche promete. Hablan de su día de trabajo. De sus aspiraciones. De sus clientes. De sus proyectos. Con cada ronda el volumen de la conversación aumenta linealmente.

No se escuchan críticas a sus jefes. Ni críticas a la compañía. Se sienten identificados con su compañía. Orgullosos de pertenecer a ella. Aceptan sus valores, sus objetivos, sus políticas,…

Uno chica dice: “merece la pena hacer los esfuerzos necesarios”. Cambian de conversación. Dejan de hablar de trabajo.

[…]

La noche está despejada. En el cielo no se observa ningún platillo volante. Ningún extraterrestre a la vista. Solo se observa a seis jóvenes. ¡Y se les escucha!

Pasándolo bien. Identificados con su compañía.

Destierro profesional…

Destierro profesional. Unas veces estas en lo más alto. Otras veces caes en el olvido. Los aplausos se convierten en amenazas.. Ya no sirves.

Tenía una carrera profesional de éxito.

En una empresa líder. Había llegado a lo “más alto”. Cosechando grandes éxitos en el pasado. Tenía un puesto de máxima responsabilidad. Su función era poner los medios para evitar la llegada de las empresas de la competencia a su terreno. Su puesto no admitía fallo alguno. Lo ejecutaba con éxito. Se le pagaba muy bien por ello.

Fue aplaudido y reconocido. Todos querían “ser como él”. Le copiaban. Le imitaban.

Hasta que llegó un día terrible. Un día para olvidar. Cometió dos errores garrafales. La competencia superó a su empresa. Por su culpa.

Pidió disculpas. Lloró desconsoladamente. Había defraudado a su empresa, a sus clientes y a sus seguidores.

En unos minutos, pasó de estar en lo más alto a ser objeto de mofa y durísimas críticas. Las críticas se convirtieron en amenazas. Su empresa le abandonó. Cayó en el destierro. En el olvido. Fueron sólo dos errores. Garrafales. …pero suficientes para que todos olvidasen los grandes aciertos del pasado.

Él fue el culpable.

Se consolaba diciendo: «La vida en la empresa es a veces dura y cruel. Hay muchos intereses económicos. El error no se admite«.

Deberá cambiar de profesión. Y de vida.

…se dedicará al fútbol.

¿Cuánto pagarías por tener un buen mentor en la empresa ?

¿Cuánto pagarías por tener un buen mentor en la empresa?. aprendizaje del bueno, de calidad, pragmático, particularizado, motivador, inspirador.

Pagaría por tener un mentor en la empresa.

Un buen mentor.

Un mentor cercano. Confiable. Al que pudiese acudir para pedirle consejo. Que me “observase a la distancia”. Que acudiese a mí cuando me viese confundido. Y,… hay muchos. En cualquier organización:

1.- Ese Director de Tecnología… que diferencia lo urgente de lo importante a las mil maravillas y no traslada la presión al equipo.

2.- Ese Director de proyecto… que trata los conflictos entre personas con absoluta empatía

3.- Esa Directora de negocio… que ha sufrido inmensamente el año pasado por cumplir los objetivos y siempre se la ha visto con la cabeza alta y segura de sí misma.

4.- Ese Product Manager… que influencia y motiva a la gente con alegría para que se cumplan los objetivos en condiciones muy desfavorables.

5.- Esa directora de marketing… que comunica a la perfección sin emplear eufemismos y sus mensajes quedan grabados a fuego en la cabeza.

¿Cómo lo hacen? ¿Cómo han conseguido llegar a hacerlo? ¿Qué debo cambiar para aprenderlo? ¡Cuánto se podría aprender de ellos!

aprendizaje del bueno, de calidad, pragmático, particularizado, motivador, inspirador.

Sólo se necesitan unas horas de su tiempo al año. El ROI por sus horas está claro:

Más mentores disponibles.

El mejor curso de liderazgo y gestión de equipos…

El mejor curso de liderazgo y gestión de equipos. Una visita al Banco de Alimentos. Verá personas que trabajan felices en un trabajo con sentido

Recuerdo muy bien un curso de formación que recibí hace tiempo.

Estaba relacionado con “temas de liderazgo y gestión de equipos”. Era un curso diferente.

– No se celebraba en las oficinas.

– No se empleaban “palabros” raros.

– No hacía falta saltar ni brincar.

– No daban certificados.

– No presentaban Power Points con videos emocionales.

Fue más sencillo. Nos recogió un autobús al equipo y nos llevó al BANCO DE ALIMENTOS de Madrid. Nos recibió una persona cuya función era guiarnos por el recinto y explicarnos lo que hacían.

1- Observamos cómo trabajaban los voluntarios.

2- Observamos cómo colaboraban para perseguir un objetivo común que les trascendía.

3- Observamos la complejidad de la logística y las operaciones y la perfecta coordinación que existía.

4- Observamos a jóvenes, mayores y jubilados trabajando conjuntamente.

5.- Observamos gente con traje, con piercings, con tatuajes, ejecutivos y desempleados trabajando y cooperando entre ellos.

6- Observamos a una “abuelita” con unos papeles dando instrucciones a unas jóvenes.

[…]

Observamos a PERSONAS felices … porque su trabajo tenía un sentido.

– No hubo discursos evangelizadores

– No hubo certificados.

– No hubo encuestas de satisfacción.

Solo observar.

Cada uno … se llevaba lo suyo.

Habilidades clave de los profesionales en 2020

Habilidades clave en los profesionales en 2020. No sólo para 2020...se mantendrán vigentes en 2090  ¿Sabemos aprovecharlas e identificarlas?

Dicen que en el año 2020 las habilidades clave para trabajar serán las siguientes:

1. Adaptación al cambio

2. Capacidad de resolución de problemas complejos

3. Pensamiento crítico.

4. Creatividad

5. Manejo de personas y coordinación con los demás

6. Inteligencia emocional

7. Juicio y toma de decisiones

8. Orientación al Servicio

9. Negociación

10. Flexibilidad cognitiva

No puedo estar más de acuerdo. Son habilidades importantes. Para la empresa y para la vida. Para el 2020 o para el 2090. Lo que nos puede llevar a las siguientes preguntas:

– ¿Qué cambios se deberían producir en la Universidad o en los Colegios para adquirir esas importantes habilidades?

– ¿Cómo se pueden detectar estas habilidades en los Curriculums tal cual están concebidos hoy en día?

– ¿Qué cambios se deben producir en la cultura de la organización para que estas habilidades puedan ser aprovechadas y retenidas?

¡Por un año 2020 con más bolis azules y menos rojos!

Organizaciones que inspiran miedo y culpa

Querido bolígrafo rojo:

  • que auditas los fallos.
  • que puntúas y clasificas.
  • que redondeas firmemente los ceros.
  • que no perdonas ni escuchas.
  • que ordenas y mandas de forma imperativa.
  • que infundes el temor y el miedo.
  • que buscas culpables.
  • que pones foco exclusivo en el resultado final sin valorar el esfuerzo en el camino ni el punto de partida.
  • que habitas en inaccesibles despachos y lejanas salas de profesores.

Te deseamos un Feliz 2020 repleto de tinta azul. Porque cuanto más azul haya en esta vida,… más “Agile y Digitales” seremos todos.

¡Por un mundo con más bolis azules y menos rojos!

Firmado: Colectivo de bolis azules.

En el siguiente videocroqui de menos de 1 minuto puedes ver organizaciones boli azul…

Ejecutivos mandones… que piensan poco

Hay personas que tienen tanto deseo de mandar... que se olvidan de pensar

Una Empresa quería cambiar el estilo de gestión y liderazgo y decidió contratar  un nuevo Directivo.

El primer día, el Directivo realizó una inspección general de la empresa. En el almacén estaban todos trabajando, excepto un chico que estaba recostado en la pared. Viendo una buena oportunidad para demostrar su filosofía y dotes de mando, el Directivo preguntó al chico.

– “¿Cuánto ganas por mes?”

– “Trescientos euros”, respondió.

El Directivo sacó de su bolsillo 300 € y dijo: – “Aquí está su salario del mes. Desaparezca de la empresa y no VUELVA más”.

El chico cogió el dinero y alegremente se fue.

El Directivo, hinchado de orgullo, preguntó a los trabajadores del almacén: – “¿Saben lo que hacía este chico aquí?”.

– “Si señor”, respondieron. – “Era el repartidor de PIZZAS”.

MORALEJA: 

Existen personas que desean tanto mandar,… que se olvidan de pensar.

@Autor: Redactor IDG

¿La solución?... Seguir las 10 bienaventuranzas empresariales: https://wp.me/pbeKhqd-tC

Sin cargo no eres nadie

No tienes trabajo.

En el formulario del portal de empleo te piden rellenar los cargos desempeñados.

Abres una cuenta en Linkedin. En el registro principal solicitan el cargo actual y los pasados.

Te cambias de empresa. El cargo desempeñado es un elemento clave para negociar la subida de sueldo. Tanto cuestas, tanto vales.

Pides una hipoteca. El banco se fija en el cargo para dártela o rechazártela. Conoces gente nueva en un evento de networking. Te preguntan por el cargo.

Te gusta una persona. Te preguntan el cargo.

Quieres vender algo a una multinacional. Te fijas en el cargo para dar con la persona adecuada con influencia de compra.

En el cole. Se pregunta por el cargo del padre o madre.

En la universidad. Aspiras a un cargo.

Eres un basurero honrado, honesto, trabajador noble. La gente se fija en tu cargo y te rechaza. Te ves obligado a cambiártelo por Agente de Limpieza Ciudadana que resulta más atractivo.

Tienes un cargo. Lo aumentas.

No tienes cargo. Te creas uno.

No te gusta tu cargo. Lo cambias.

[…]

Eres un Líder en mayúsculas… no te importa tu cargo. … y dejas huella sin saberlo por donde pasas