Categoría: Aspectos Generales (Política, Opinión, Otros)

Aspectos generales relacionados con la Política, Opinión, Sociedad y Educación expresados de forma gráfica con dibujos hechos a mano

Todo en ésta vida se puede clasificar y versionar: 1.0, 2.0, 3,0…

odo se clasifica. El marketing, la agilidad, la industria, el liderazgo. Y claro se pone en una versión. Cuánto más alta, se supone que es mejor

Comparto un extracto de una publicación que me ha resultado muy interesante. Clasifica las características del Marketing en tres grupos. A saber: Marketing 1.0, Marketing 2.0 y Marketing 3.0.

Hasta aquí todo normal. Solemos versionar las cosas, los documentos, el software, los liderazgos, etc. Cada versión es mejor que la anterior. Incluye mejoras. Incluye aprendizajes. Se corrigen errores.

1.- El Marketing 1.0 parece ser que está centrado en el producto, su fin es vender, pone foco en el valor económico y resolver necesidades físicas de los consumidores.

2.- El Marketing 2.0 intenta superar al 1.0. Está centrado en el consumidor, en satisfacer sus necesidades, centrado en la persona y en el que se considera al consumidor como un ser inteligente con mente y corazón.

3.- El Marketing 3.0 parece que es “lo más de lo más”. Está centrado en los valores, en crear un mundo mejor otorgando valor primordial al medio ambiente y en el que se considera al consumidor como un ser humano integral con mente corazón y espíritu.

¡El 3.0 tiene mucho sentido! “Se centra en la persona. En el ser humano. En el medio ambiente. En los valores”, etc… Puede dar la impresión de estamos avanzando a un “mundo más humano, más sabio»

… ¿o, no es oro todo lo que reluce?

¿Tienes miedo al cambio?…Pon una Thermomix en la cocina

Si tienes miedo al cambio por una Thermomix en tu cocina. Verás como todos los procesos cambian en el primer minuto que la instalas en casa

¿Tienes miedo al cambio? … pues pon una Thermomix en tu cocina.

Los cambios forman parte de la vida y la empresa. Dicen los expertos que son una oportunidad de mejora. Hay que tener mentalidad positiva.  Nos dan valiosos consejos; observar el cambio desde diferentes ángulos, prepararnos para el aprendizaje continuo, dar la bienvenida a los cambios, aceptarlos, …

¡Y está fenomenal!

… pero es más fácil decirlo que hacerlo. … y, si no lo crees, prueba a poner una Thermomix en tu cocina:

1.- A nivel organizativo, descenderás un nivel en la jerarquía pasando a la última posición (superado por la Thermomix).

2.- A nivel de procesos,  ya no tendrás que mirar recetas en aburridos libros. La Thermomix las descarga de Internet… y los ingredientes son enviados a la lista de la compra.

3.- A nivel filosófico, surgirán preguntas  profundas del tipo ¿Cómo podíamos haber podido vivir sin ella?

4.- A nivel tecnológico,  la mitad de los utensilios de cocina que compraste la temporada pasada ya no serán necesarios.

5.- A nivel de relaciones y diplomacia, conocerás a una inmensa cantidad de vecinos que vienen a tu domicilio a ver la máquina (algunos sin ser invitados).

¡hay que adaptarse al cambio! empezando por la cocina.

Una imagen vale más que mil palabras

Una imagen vale más que mil palabras. Para identificar los discursos que nos venden a diraio en todos los medios. Lo importante...tener sentido crítico

En nuestro partido político cumplimos con lo que prometemos.
Sólo los necios pueden creer que
no lucharemos contra la corrupción.
Porque si hay algo seguro para nosotros es que
la honestidad y la transparencia son fundamentales
para alcanzar nuestros ideales
Demostraremos que es una gran estupidez creer que
las mafias seguirán formando parte del gobierno como en otros tiempos
Aseguramos sin resquicio de duda que
la justicia social será el fin principal de nuestro accionar.
Pese a eso, todavía hay idiotas que fantasean -o añoran- que
se pueda seguir gobernando con las mañas de la vieja política.
Cuando asumamos el poder, haremos lo imposible para que
se acaben las jubilaciones de privilegio y los negociados.
No permitiremos de ningún modo que
nuestros niños mueran de hambre.
Cumpliremos nuestros propósitos aunque
los recursos económicos se hayan agotado.
Ejerceremos el poder hasta que
Comprendan desde ahora que
Somos la ‘nueva política’.

.

Tengo miedo…

Tengo miedo al coronavirus. Al principio parecía algo muy lejano. Hoy lo tenemos en el barrio. Mucha gente afectada. Tengo miedo...

Miro por la ventana. No se escucha nada. Sólo un gran silencio.

Sigo observando. Los basureros recogen nuestras basuras del día anterior. Sigo observando. Reponedores, cajeros y cajeras de un supermercado cercano llegan a sus puestos de trabajo. Para poder abastecernos de alimentos cuando abra el centro.

Sigo observando. Llega una furgoneta con los pedidos de Amazon. Los porteros recogen los pedidos y los almacenan en sus pequeñas garitas. Porteros que se han preocupado de dejar las puertas de los recintos abiertas para que no tengamos que tocar los picaportes y que cuidan de nuestra seguridad.

Y sigo observando desde lo alto de mi ventana. Y me doy cuenta de varias cosas:

– que ningún puesto de trabajo está por encima del resto.

– que nadie es más que nadie.

– que todos los puestos y cargos merecen nuestro respeto y admiración.

– que los virus son los únicos que nos tratan a todos por igual.

Cargos “invisibles” en circunstancias normales.

Cargos esenciales y vitales en circunstancias difíciles como las que vivimos.

Y volverá la calma…porque volverá. Y cuando vuelva, recordaremos a esos hombres y mujeres que nos cuidaron mientras nosotros estábamos en casa.

Y podremos aprender algo del virus.

A tratar a todos por igual.

#Folicroquideldía

#YoMeQuedoEnCasa

Empezar la casa por el tejado.

Empezar la casa por el tejado. Dicen que jamás hay que empezar la casa por el tejado. Pues siempre hay una excepción a la regla general

Impresionante foto de la construcción de las Torres Colón en Madrid del arquitecto Antonio Lamela.

Una maravilla de la arquitectura.

Siempre tuve la creencia de que «jamás se debe empezar la casa por el tejado”. Pensaba que cualquier proyecto de tecnología o de construcción que empezase por el tejado nunca salía, estaba inexorablemente abocado al fracaso, a los sobrecostes excesivos o a morir anticipadamente y ser enterrado en el cementerio de proyectos que nunca salen. Me doy cuenta que las creencias no siempre son ciertas ni representan verdades absolutas.

A veces, sólo a veces, la única forma de que salgan las cosas es empezarlas por el tejado. Eso sí, tiene que haber un motivo para hacerlo y se debe haber pensado muy muy bien antes de comenzar las tareas.

¿Alguien sabe los motivos?

¿Y qué pasa con el décimo dentista ?

¿Y qué pasa con el décimo dentista?. Las estadísticas no fallan. Siempre hay un dentista o nutricionista que no piensa lo mismo.

9 de cada 10 dentistas recomiendan utilizar pasta de dientes. También 9 de cada 10 nutricionistas recomiendan hacer una dieta sana.

Es curioso. Siempre hay una persona que opina lo contrario a la mayoría. Siempre me pregunté la motivación que puede tener ese dentista o ese nutricionista a pensar lo contrario que el resto de sus colegas. Es absolutamente evidente que están equivocados. Lo que me lleva a la siguiente pregunta:

¿Qué es lo que me hace llegar a esa conclusión sin ser ni dentista ni nutricionista?

El sentido común… Pero también la opinión de la mayoría. El miedo a no ser aceptado por la sociedad por pensar diferente. Por salirme de las normas. Por discrepar. … y muchas otras cosas.

¿Y en todos los casos la mayoría tiene razón? Claramente NO. Por eso envidio a todas aquellas personas VALIENTES que defienden una posición aunque esté en contra de la mayoría. Y la defienden con asertividad. Con firmeza y con respeto. Sin miedo a las críticas. Sin temor a no ser aceptados por la sociedad. Esas personas deben seguir un camino duro. De rechazos e incomprensiones. Y, en muchas ocasiones, nos ayudan a abrir los ojos a los demás.

Dicho lo anterior: …¡1 hora de deporte al día y, los dientes, bien cepillados siempre!.

Reflexiones a la hora de la siesta.

Reflexiones a la hora de la siesta viendo los programas de animales de TVE2. Parece extraños pero los programas invitan a múltiples reflexiones.

Aunque pueda parecer extraño, una de las cosas más ‘placenteras’ que existen es el poder recostarse en el sillón a la hora de la siesta y ver los programas de animales de TVE2.

Es indiferente que el programa verse de cefalópodos, equinodermos o miriápodos. Uno se queda ‘completamente ensimismado. Lo más sorprendente, es que el ‘suspense y emoción’ recreados en el programa le mantienen a uno en vilo durante toda una hora.

Arácnidos atacando a insectos observados a distancia por reptiles esperando pacientes el momento para el ataque… Hay seres vivos que gozan de una horrible reputación. … y si no que se lo digan a la avispa parasitoide Ampulex compressa que se vale de una cucaracha como huésped para el desarrollo de su larva. La aguijonea para paralizarla. La reduce. La lleva hasta su madriguera. Se aprovecha de ella.

¡Pobres cucarachas!

Afortunadamente somos seres humanos…

….no tenemos aguijones punzantes ni nos servimos de otros para beneficio propio.

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas

Nos comportamos como rebaños de ovejas. Debido a nuestra falta de autoestima y al temos de no ser aceptados por la sociedad

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas…

En los Años 50 Salomon Asch realizó un experimento:

– Formó varios grupos de personas (‘compinches’).

– Introdujo en el grupo a una persona que no sabía nada (‘cobaya’).

– Proyectó 3 barras de longitudes claramente diferentes.

– Preguntó a los asistentes cual era la más larga. La respuesta era obvia.

– Los compinches se aliaron para dar resultados erróneos influenciando la respuesta.

El 75% de las personas, presionada por la opinión colectiva, apoyó la respuesta errónea a sabiendas de que era errónea. Únicamente un 25% mantuvo su criterio .

Uno de los mayores temores del ser humano es tratar de diferenciarnos y no ser aceptado por el grupo. Cuando tomamos decisiones evitamos sobresalir del grupo. Tememos destacar por miedo a que ciertas personas de nuestro entorno, nos tengan envidia, y puedan reaccionar atacándonos, hablando mal de nosotros o rechazándonos.

Esta situación saca a la luz ‘verdades incómodas’:

1.- nuestra falta de autoestima y confianza al establecer nuestro ‘valor como personas’ en lo mucho o lo poco que la gente nos valore.

2.- formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el talento y el éxito ajenos.

@ Fuente: Experimento de Salomon y El País

Las Redes Sociales nos transforman en personas maravillosas y exitosas

Las Redes Sociales nos transforman en personas maravillosas y exitosas

¡La verdadera transformación digital!. La que observamos en las Redes Sociales. En un par de clics estamos transformados.

Linkedin – Lo importante que somos y grandes éxitos que hemos tenido.

Instagram – Lo bien que nos va en la vida, lo guapo que somos y los sitios tan maravillosos que visitamos.

Facebook – Lo felices que somos en la vida y la cantidad de amigos que tenemos y desean estar con nosotros.

Twitter – Lo bien que nos enfadamos, cabreamos y discutimos de forma asertiva y firme sin miedo a la réplica.

Los 10 antiguos y obsoletos mandamientos en la empresa. Actúe como si no existieran!!!

Los 10 antiguos y obsoletos mandamientos en la empresa...pero actúe como si no existieran. Sirven también para cualquier aspecto de la vida

Los diez antiguos y obsoletos mandamientos:

1. – Debe usted mantener siempre informados a todos, pero garantice que sus errores se mantienen ocultos.

2. – Debe usted decir siempre la verdad de manera transparente y sin miedos, pero no se le ocurra dar usted malas noticias.

3. – Debe usted asumir riesgos y atreverse a salir de su zona de confort, pero no se le ocurra fracasar.

4. – Debe usted ser un trabajador de equipo, aunque lo importante es su desempeño personal.

5. – Sea creativo e innovador, pero no se desvíe de las normas y reglas establecidas y el staus-quo.

6. – Priorice y prometa sólo lo que usted puede hacer, pero no se niegue nunca a las peticiones de su jefe.

7. – Formule usted preguntas, pero no se le ocurra admitir que no sabe algo.

8. – Piense usted en el largo plazo y en la estrategia global, pero logre resultados inmediatos.

9. – Garantice que sea usted el vencedor, pero actúe de tal manera que parezca que nadie haya perdido.

Y, el mandamiento más importante: ¡Acepte siempre las normas y mandamientos anteriormente expuestos! …pero actúe como si no existieran.

Sobre el número PI, los muones y los compuestos químicos de la pasta de dientes

El número PI no es estúpido. Hay gente que se aprende las cifras, nos gusta hablar de todo. Somos infinitamente ignorantes.

Dicen los matemáticos que el número PI es un número irracional.

¡Que nadie se sorprenda!.

Hay alguna persona humana irracional en este mundo… y  no nos sorprendemos. … y además, dicen que tiene infinitas cifras decimales. Y, claro está, cuando nos dicen la palabra ‘infinito’ entonces ya nos interesan las cosas. Le creamos un día especial. El 14 de marzo. Y todos opinamos como si fuésemos expertos. Nos aprendemos las primeras cifras decimales.

Algunos tienen el hobby de memorizarse miles de ellas. Normal. La motivación es importante … y la memoria hay que ejercitarla. Y qué mejor cosa que aprenderse el número PI.

Lo de menos es apreciar la sabiduría y esfuerzos de los que saben. En cada época. Nosotros somos los expertos. … y, cuando nos cansamos de hablar del número PI, hablamos de los muones, de la energía atómica, del cambio climático, o las bondades de los compuestos químicos de las pastas de dientes

Lo importante es hablar. Como si fuésemos expertos. Sin escuchar. Sin reconocer nuestra ignorancia.

Decía Einstein que hay dos cosas infinitas. El Universo y La Estupidez Humana. Le faltó una. El número PI.

… pero el número PI no es estúpido. No es humano. Simplemente es infinito … en ignorancia … como todos.