Categoría: Conocimiento

Aspectos generales sobre Conocimento de la Empresa, la forma en que suceden las cosas y la Vida en general. Dibujos a mano con perspectivas diferentes para valorar situaciones con Pensamiento Crítico y Reflexivo

La longitud sí importa … a veces.

¿Por qué se enredan los cables?. La longitud sí importa algunas veces. Curioso experimento que nos explican por qué se enredan los cables del portátil

¡Todas las mañanas lo mismo!. Todas sin excepción.

Saco el ordenador portátil de la bolsa – ¡Horror!. El cable del trasformador se ha enredado. Saco los auriculares – ¡Más horror!. Se han enredado también.

Puede ser incluso peor. Todo puede empeorar en esta vida. Que los auriculares se enreden con los cables del transformador. Da igual el cuidado que ponga el día anterior. Los cables cogen vida por la noche y se enredan.

Hoy he decidido investigar los motivos. Para saber si es algo que me pasa solo a mí. O se trata de un Expediente X. Y he descubierto algo asombroso. Hay un estudio matemático – presuntamente riguroso – llamado “Anudamiento espontáneo por agitación del cable” que lo explica perfectamente. Con dibujitos y fórmulas matemáticas. Los cálculos teóricos son contrastados por más de 3500 experiencias de laboratorio. Este estudio está avalado por la Universidad de Física de California en San Diego (en esta ocasión se han adelantado a los de Wichita o Wisconsin).

El factor principal es la longitud del cable. No la fuerza o agitación con que muevas la funda del portátil. Si el cable mide de 46 cm. hasta 150 cm. se enrolla seguro. Me he quedado mucho más tranquilo.

Se puede sacar una conclusión clara de todo este «lío». La longitud, sí importa. A veces.

¿Alguien se acuerda cómo se hacían las raíces cuadradas ?

¿Alguien se acuerda cómo se hacían las raíces cuadradas?. Las aprendimos en el cole y jamás las hemos empleado. Hay cosas que se olvidan

Decía Gabriel García Márquez una gran frase:

“Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para el que tiene corazón”.

Gran fase que aplica a todo.

… excepto a las reglas para hacer raíces cuadradas que aprendimos en secundaria. Imagino que Don Gabriel se refería a otra cosa.

‘Grandes corazones’ habitan en este Planeta que las han olvidado por completo. Es de las primeras operaciones matemáticas que se olvidan

… seguidas por los gradientes, divergencias y rotacionales. Qué lástima. Lo que no se usa. Se olvida.

¿Mereció la pena aprenderlo?

Sin duda.

¿Alguien piensa que el Latin no sirve para nada?

Hay que estudiar latín no sólo para disfrutar, sino además para educar el espíritu, para darle a las palabras toda la fuerza transformadora

Mi profesor de latín del colegio le llamábamos “El Amulius”. Desafortunadamente no recuerdo su nombre real. Eso sí, recuerdo que fue un gran profesor.

Tenía que hacer esfuerzos inimaginables para despertar la pasión de todos los alumnos de clase. No lo tenía fácil desde luego. En el año escolar todos caímos alguna vez dormidos en alguna de sus clases. Tenía cierta empatía con la situación. Sus castigos eran livianos o inexistentes. Y se lo agradecíamos.

A día de hoy solo recuerdo una declinación: “Rosa, Rosa, Rosam, Rosae, Rosae, Rosa”. Y, por supuesto “Carpe Diem” por la película del Club de los poetas muertos. Jamás en mi vida me he tenido que comunicar en esa antigua lengua Indoeuropea.

1.- Unos dicen que está muy viva. Que es el idioma fundacional de la cultura Europea.

2.- Otros dicen que está muy muerta.

3.- Otros le dan alguna pequeña patada diciendo: a ‘grosso modo’ y ‘de motu proprio’ concluimos que el ‘quiz de la cuestión’ al problema se puede se encuentra en la slide 35 del Power Point.

Nicola Gardini nos ilustraría exponiendo: “Hay que estudiar latín no sólo para disfrutar, sino además para educar el espíritu, para darle a las palabras toda la fuerza transformadora que se aloja en ellas

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ. Es básico. Es fácil de hacer. Está buenísimo. Pero no nos es suficiente, lo adornamos para que parezca mejor

El huevo frito es un ejemplo de sencillez. Y la “sencillez es la mayor sofisticación”.

Sólo 3 ingredientes; Huevo, Aceite, Sal. Su elaboración es simple. Lo simple a veces resulta difícil. En el caso del “huevo frito” no aplica. No es difícil prepararlo. Eso sí, requiere práctica y experiencia. Podremos debatir si es simple, fácil, sencillo, complejo o difícil. Dependerá de las ganas de debatir que tengamos. Hay algo claro. Un huevo frito con patatas fritas es una delicia.

Pero, no nos conformamos. Unos expertos exponen que hace falta pimienta. Otros lo niegan argumentando que el huevo pierde humedad y se vuelve gomoso. Comienzan las dudas. ¿Le pongo o no le pongo? Por si acaso, un poquito de pimienta. La “cosa” se va complicando. Expertos adicionales intervienen. Exponen que debe elaborarse con una clara esponjosa y crocante al souflé de yema inyectada… También deliciosos, por cierto. Pero claro, nos adentramos en el mundo de lo complejo. Nos convencemos que nuestro cliente quiere lo complejo para satisfacer sus deseos. Para ser «feliz».

¿Realmente quiere eso nuestro cliente?

– «Es lo que dicen los expertos».

– «Pero, … ¿Le hemos preguntado?».

– «No».

– «¡Pregúntenle!».

– «Estimado cliente: ¿que es lo que usted quiere?».

Dos huevos duros, por favor.

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas

Nos comportamos como rebaños de ovejas. Debido a nuestra falta de autoestima y al temos de no ser aceptados por la sociedad

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas…

En los Años 50 Salomon Asch realizó un experimento:

– Formó varios grupos de personas (‘compinches’).

– Introdujo en el grupo a una persona que no sabía nada (‘cobaya’).

– Proyectó 3 barras de longitudes claramente diferentes.

– Preguntó a los asistentes cual era la más larga. La respuesta era obvia.

– Los compinches se aliaron para dar resultados erróneos influenciando la respuesta.

El 75% de las personas, presionada por la opinión colectiva, apoyó la respuesta errónea a sabiendas de que era errónea. Únicamente un 25% mantuvo su criterio .

Uno de los mayores temores del ser humano es tratar de diferenciarnos y no ser aceptado por el grupo. Cuando tomamos decisiones evitamos sobresalir del grupo. Tememos destacar por miedo a que ciertas personas de nuestro entorno, nos tengan envidia, y puedan reaccionar atacándonos, hablando mal de nosotros o rechazándonos.

Esta situación saca a la luz ‘verdades incómodas’:

1.- nuestra falta de autoestima y confianza al establecer nuestro ‘valor como personas’ en lo mucho o lo poco que la gente nos valore.

2.- formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el talento y el éxito ajenos.

@ Fuente: Experimento de Salomon y El País

¡Yo puedo hacerlo!

Poder o no poder …el quid de la cuestión.

Hay algo claro. Pensar que NO SE PUEDE seguro que no nos llega al objetivo por no haberlo intentado.

Pensar que SÍ SE PUEDE te lleva a la mitad del camino del objetivo fijado. Eso sí, creerlo no es suficiente. Luego es necesario fijar metas, acciones, pequeños pasos, planes realistas, perseverar, intentar y corregir… y, por supuesto saber o tener suerte para poder lograrlo.

Si te apetece puedes acceder al Canal Folicroqui para ver todos los videos publicados.

¿Y tú… qué miedos tienes en el trabajo?

¿Y tú que miedos tienes en el trabajo?. Todos tenemos algún miedo...al fracaso, a no ser reconocidos, a perder infliencia, etc

«El miedo es la emoción más difícil de controlar. El DOLOR lo lloras, la RABIA la gritas….pero el MIEDO se atraca silenciosamente en el corazón» – David Fischman

Todos tenemos miedos. ¿Hay alguien que no los tenga?. En el trabajo no iba a ser menos.

  • Miedo al rechazo.
  • Miedo al despido.
  • Miedo al fracaso.
  • Miedo al cambio.
  • Miedo a perder influencia.
  • Miedo a no ser reconocidos.
  • Miedo a lo desconocido.

Posiblemente, muchos de los conflictos, discusiones, malentendidos que tenemos con nuestros compañeros, con nuestros jefes, con nuestros clientes tiene en el fondo una dosis de miedo que se encuentra «atracado silenciosamente en el corazón de cada persona«.

Nuestro EGO nos defiende. Nos dice que «lo tenemos todo controlado», «que no tenemos miedo de nada», «que la culpa siempre es de otra persona», «que somos los mejores», «que lo sabemos todo», etc…

Pero no es verdad.

Todos tenemos un miedo en nuestro interior. Cada uno, el suyo.

Estrategias de Ernest Shackleton en la travesía de la Antártida en 1914

Estrategias de Ernest Shackleton en la travesía de la Antártida. Un decálogo de diez puntos que se pueden aplicar en cualquier empresa hoy en día

En 1914 el intrépido explorador Ernest Shackleton se embarcó, junto con su equipo de marineros y científicos, para realizar la primera travesía de la Antártida. En esa época, nuestro mundo no estaba “digitalizado, ‘tabletizado’, ‘agilizado’, ‘scrum-izado’, ‘eufemeizado’ ni se disponían de escritos avanzados sobre liderazgo ni coaching”. Pero el Sr. Shackleton tenía claro cómo debía comportarse con su equipo para sobrevivir al hambre, frío, tormentas, barco destrozado,…

1. Nunca pierda de vista la última meta y concentre su energía en objetivos a corto.

2. De ejemplo personal con símbolos y conductas visibles, fáciles de recordar.

3. Inspire optimismo y auto confianza, pero aférrese a la realidad.

4. Cuide de sí mismo: mantenga su resistencia y déjese de complejos de culpa.

5. Refuerce constantemente el mensaje de grupo: «Somos uno, viviremos o moriremos todos juntos»

6. Minimice las diferencias de estatus e insista en la cortesía y el respeto mutuo.

7. Domine el conflicto. Maneje el enfado en dosis pequeñas; atraiga a los disidentes e impida luchas de poder innecesarias.

8. Encuentre algo que celebrar y algún motivo con el que reír.

9. Esté dispuesto a asumir el «Gran Riesgo»

10. No abandone nunca, siempre hay otro movimiento.

@ Fuente: Estrategias de Shackleton

El peor manual de programación de la historia

Sin ninguna duda, uno de los peores manuales de programación de la historia. Daba miedo abrirlo. La traducción del libro del inglés al castellano era terrible . Mucho más difícil entender la traducción que la programación en ensamblador o Visual Basic en sí misma. ZX Spectrum

Sin ninguna duda, uno de los peores manuales de programación de la historia. Daba miedo abrirlo. La traducción del libro del inglés al castellano era terrible . Mucho más difícil entender la traducción que la programación en ensamblador o Visual Basic en sí misma.

Sorprende cómo este manual pudo despertar la ilusión por programar de niños y explotar al máximo las capacidades del Spectrum48K para crear maravillas de juegos como Abu Simbel Profanation, Babaliba, Sir Fred, Jet Set Willy … y muchos otros.

…y, ¿Cómo se programaba entonces? Muy sencillo. Todos reunidos en una sala. El programador era el que lleva la voz cantante. Se aportan ideas de forma conjunta. Se programaba y probaba sobre la marcha con una visión de las capacidades comerciales del producto. Se trabajaba en equipo. Se aprovechaban rutinas. Todos hacían de todo. La edad no importaba.

La gasolina de los programadores era la PASIÓN por lo que se hacía. La curiosidad, la paciencia, la emoción, la creatividad y, … LAS PERSONAS.

y,… ¿Qué principios se empleaban? … Pues los que decía la revista Microhobby como no podía ser de otra forma. En aquellos tiempos no se había inventado el Design Thinking, la Agilidad, el Power Point,… y, los POSITs, … para apuntar la lista de la compra.

Si te apetece leer algo parecido puedes leer el artículo de «El Spectrum El Verdadero inicio de la transformación digital«. Espero que te guste!!

Pesadilla en la intersección de JIRA con Remedy Street

Gestión de procesos con JIRA y Remedy. En las grandes organizaciones es un mal necesario para comunicar peticiones e incidencias.

PESADILLA EN LA INTERSECCIÓN DE JIRA CON REMEDY STREET

– Buenos días, me puede poner un café.

– Pídamelo vía Remedy.

– Abro Remedy. Clasifico la petición de café al dpto. de Cafetería. Espero. – Mala suerte. Me han cerrado el Remedy. Estaba mal clasificado. La clasificación no era dpto. de Cafetería, … era dpto. Restauración.

– Vuelvo a abrirlo. Al dpto. de Restauración.

– Me lo cierran. Faltan especificaciones del tipo de café.

– Paciencia. Reabro de nuevo. Explico con máximo detalle el café que quiero. Anexo en el Remedy tratados profundos sobre el café. Espero.

– Mala suerte. Cerrado de nuevo. La máquina de vending no funciona. La responsabilidad es del proveedor.

– Me piden que abra un JIRA. El dpto. de Remedy no puede hacer nada.

– Recuerdo la cita de Benjamin Franklin. “Quien tiene paciencia obtendrá lo que desea”. Hago esfuerzos por interiorizarla.

– Abro JIRA al proveedor. Indico la incidencia. Espero.

– El proveedor me cierra el JIRA. Me dice que no es incidencia. Es un nuevo requerimiento.

– Organizo una conference con dpto. de JIRAs, dptos. de Remedys e incluyo al proveedor de vasos, de leche y de cucharas por si acaso.

– Suplico un café. Utilizo técnicas de persuasión avanzadas.

– Al cabo de un rato… tengo el resultado.

Una limonada. ¡Pero, qué buena está la limonada!.