Categoría: Frases Inspiradoras y Gurús

Citas y frases de gurús analizadas de forma simpática a través de infografías y dibujos hechos a mano.

¡Yo puedo hacerlo!

Poder o no poder …el quid de la cuestión.

Hay algo claro. Pensar que NO SE PUEDE seguro que no nos llega al objetivo por no haberlo intentado.

Pensar que SÍ SE PUEDE te lleva a la mitad del camino del objetivo fijado. Eso sí, creerlo no es suficiente. Luego es necesario fijar metas, acciones, pequeños pasos, planes realistas, perseverar, intentar y corregir… y, por supuesto saber o tener suerte para poder lograrlo.

Si te apetece puedes acceder al Canal Folicroqui para ver todos los videos publicados.

Las 10 herramientas indispensables para ser Feliz. ¡Comprobado!

Las 10 herramientas indispensables para tener en casa

Quedan 26 días para Fin de Año. Quedan por tanto exactamente 26 días para recibir miles de consejos  como los siguientes; “Las 10 CLAVES para ser feliz,  Las 15 para ser un buen líder, las 20 para ser un buen jefe, etc…”

Han transcurrido 339 días desde el último Fin de Año. ¿Cómo vamos con los propósitos que nos pusimos? Pues bien, en mi caso, me acogí a “las 10 herramientas indispensables que una persona debe tener en casa”. Me puse manos a la obra y seguí las instrucciones.

Compré: martillo de carpintero, taladro, destornillador, llave de carraca, cúter, sierra de cortar, pistola de silicona, alicates, nivel y cinta de carrocero.

¿Resultado obtenido? … decenas de visitas al centro de bricolaje por los siguientes motivos:

– Siempre falta algo. – No todo es tan sencillo. – Lo que le sirve a uno puede no servirle a otro. – Cada avería es un mundo. – Hace falta saber. .. es fácil dar consejos cuando no te toca a ti poner los enchufes.

¿Lo positivo? Mucho aprendizaje. Ahora dispongo de brocas de hormigón, adaptadores magnéticos, llaves torx y … una pinza de resorte ergonómico que no sé cómo demonios se utiliza

¿Y si estalla la burbuja, qué hacemos?

¿Y si estalla la burbuja de la felicidad qué hacemos?. Vivimos rodeados de citas y consejos para ser feliz...hasta que estalle la burbuja del buenrollismo.


Y si estalla la burbuja, ¿qué hacemos?.

… No me refiero a la burbuja del bitcoin.

… ni a la burbuja inmobiliaria.

… ni a la burbuja bursátil.

Otro tipo de burbuja. Una burbuja con apariencia de inofensiva. La burbuja del buenrrollismo. Que nos inunda con mensajes positivos, optimistas e inspiradores por todas partes. Empezó como algo bonito. Diferente. Útil. Con mucho significado…

… pero, posiblemente, se nos ha ido de las manos. Se ha industrializado. La felicidad se vende. En forma de libros, cursos, ponencias, apps móviles, etc… Se nos “imponen” ideales de felicidad. Y los consumidores, cada vez estamos más obsesionados en conseguirla. Las marcas se posicionan para dar respuesta. Las que generen más felicidad venden más. Cada día, como por arte de magia, se nos descubren nuevos secretos para ser Feliz. Que se ilustran en maravillosas infografías. Se divulgan por las redes. Nos maravillamos. … y compramos ese secreto desconocido. No nos es suficiente con lo dicho por Seneca, Sócrates, Platón, Aristóteles, Russell, Ortega y Gasset, y muchos otros… Sus libros nos resultan aburridos. Las carátulas son feas. La letra pequeña. Están pasados de moda. No son digitales. Necesitamos más.

… y si estalla la burbuja, ¿qué hacemos?.

¡Hazlo ya!


¡Atención con los carteles que se pegan en la oficina!.

Durante la primera década del siglo XX – mucho antes de que hubiera expertos en transformación digital -, a alguien se le ocurrió que sería bueno motivar al personal colgando carteles por toda la oficina en los que se leyera: «¡HAZLO YA!». El jefe de un gran negocio compró un gran número de estos carteles contra la procrastinación y los colgó en muchos sitios estratégicos de sus oficinas, para que los viera su numeroso personal.

Unos pocos días después, los resultados comenzaron a notarse:

a) el cajero desapareció con veinte mil dólares.

b) el jefe de contabilidad se fugó con su secretaria.

c) tres oficinistas pidieron un ascenso.

d) el chico para todo de la oficina se marchó al Oeste como salteador de caminos.

Todos lo hicieron «YA».

@Fuente: Internet en varios sitios.