Categoría: Coaching y Aprendizajes

Infografías sobre Coaching y Aprendizajes sobre uno mismo y los demás. Inteligencia emocional

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ. Es básico. Es fácil de hacer. Está buenísimo. Pero no nos es suficiente, lo adornamos para que parezca mejor

El huevo frito es un ejemplo de sencillez. Y la “sencillez es la mayor sofisticación”.

Sólo 3 ingredientes; Huevo, Aceite, Sal. Su elaboración es simple. Lo simple a veces resulta difícil. En el caso del “huevo frito” no aplica. No es difícil prepararlo. Eso sí, requiere práctica y experiencia. Podremos debatir si es simple, fácil, sencillo, complejo o difícil. Dependerá de las ganas de debatir que tengamos. Hay algo claro. Un huevo frito con patatas fritas es una delicia.

Pero, no nos conformamos. Unos expertos exponen que hace falta pimienta. Otros lo niegan argumentando que el huevo pierde humedad y se vuelve gomoso. Comienzan las dudas. ¿Le pongo o no le pongo? Por si acaso, un poquito de pimienta. La “cosa” se va complicando. Expertos adicionales intervienen. Exponen que debe elaborarse con una clara esponjosa y crocante al souflé de yema inyectada… También deliciosos, por cierto. Pero claro, nos adentramos en el mundo de lo complejo. Nos convencemos que nuestro cliente quiere lo complejo para satisfacer sus deseos. Para ser «feliz».

¿Realmente quiere eso nuestro cliente?

– «Es lo que dicen los expertos».

– «Pero, … ¿Le hemos preguntado?».

– «No».

– «¡Pregúntenle!».

– «Estimado cliente: ¿que es lo que usted quiere?».

Dos huevos duros, por favor.

¡Yo puedo hacerlo!

Poder o no poder …el quid de la cuestión.

Hay algo claro. Pensar que NO SE PUEDE seguro que no nos llega al objetivo por no haberlo intentado.

Pensar que SÍ SE PUEDE te lleva a la mitad del camino del objetivo fijado. Eso sí, creerlo no es suficiente. Luego es necesario fijar metas, acciones, pequeños pasos, planes realistas, perseverar, intentar y corregir… y, por supuesto saber o tener suerte para poder lograrlo.

Si te apetece puedes acceder al Canal Folicroqui para ver todos los videos publicados.

¿Y tú… qué miedos tienes en el trabajo?

¿Y tú que miedos tienes en el trabajo?. Todos tenemos algún miedo...al fracaso, a no ser reconocidos, a perder infliencia, etc

«El miedo es la emoción más difícil de controlar. El DOLOR lo lloras, la RABIA la gritas….pero el MIEDO se atraca silenciosamente en el corazón» – David Fischman

Todos tenemos miedos. ¿Hay alguien que no los tenga?. En el trabajo no iba a ser menos.

  • Miedo al rechazo.
  • Miedo al despido.
  • Miedo al fracaso.
  • Miedo al cambio.
  • Miedo a perder influencia.
  • Miedo a no ser reconocidos.
  • Miedo a lo desconocido.

Posiblemente, muchos de los conflictos, discusiones, malentendidos que tenemos con nuestros compañeros, con nuestros jefes, con nuestros clientes tiene en el fondo una dosis de miedo que se encuentra «atracado silenciosamente en el corazón de cada persona«.

Nuestro EGO nos defiende. Nos dice que «lo tenemos todo controlado», «que no tenemos miedo de nada», «que la culpa siempre es de otra persona», «que somos los mejores», «que lo sabemos todo», etc…

Pero no es verdad.

Todos tenemos un miedo en nuestro interior. Cada uno, el suyo.

Estrategias de Ernest Shackleton en la travesía de la Antártida en 1914

Estrategias de Ernest Shackleton en la travesía de la Antártida. Un decálogo de diez puntos que se pueden aplicar en cualquier empresa hoy en día

En 1914 el intrépido explorador Ernest Shackleton se embarcó, junto con su equipo de marineros y científicos, para realizar la primera travesía de la Antártida. En esa época, nuestro mundo no estaba “digitalizado, ‘tabletizado’, ‘agilizado’, ‘scrum-izado’, ‘eufemeizado’ ni se disponían de escritos avanzados sobre liderazgo ni coaching”. Pero el Sr. Shackleton tenía claro cómo debía comportarse con su equipo para sobrevivir al hambre, frío, tormentas, barco destrozado,…

1. Nunca pierda de vista la última meta y concentre su energía en objetivos a corto.

2. De ejemplo personal con símbolos y conductas visibles, fáciles de recordar.

3. Inspire optimismo y auto confianza, pero aférrese a la realidad.

4. Cuide de sí mismo: mantenga su resistencia y déjese de complejos de culpa.

5. Refuerce constantemente el mensaje de grupo: «Somos uno, viviremos o moriremos todos juntos»

6. Minimice las diferencias de estatus e insista en la cortesía y el respeto mutuo.

7. Domine el conflicto. Maneje el enfado en dosis pequeñas; atraiga a los disidentes e impida luchas de poder innecesarias.

8. Encuentre algo que celebrar y algún motivo con el que reír.

9. Esté dispuesto a asumir el «Gran Riesgo»

10. No abandone nunca, siempre hay otro movimiento.

@ Fuente: Estrategias de Shackleton

El peor manual de programación de la historia

Sin ninguna duda, uno de los peores manuales de programación de la historia. Daba miedo abrirlo. La traducción del libro del inglés al castellano era terrible . Mucho más difícil entender la traducción que la programación en ensamblador o Visual Basic en sí misma. ZX Spectrum

Sin ninguna duda, uno de los peores manuales de programación de la historia. Daba miedo abrirlo. La traducción del libro del inglés al castellano era terrible . Mucho más difícil entender la traducción que la programación en ensamblador o Visual Basic en sí misma.

Sorprende cómo este manual pudo despertar la ilusión por programar de niños y explotar al máximo las capacidades del Spectrum48K para crear maravillas de juegos como Abu Simbel Profanation, Babaliba, Sir Fred, Jet Set Willy … y muchos otros.

…y, ¿Cómo se programaba entonces? Muy sencillo. Todos reunidos en una sala. El programador era el que lleva la voz cantante. Se aportan ideas de forma conjunta. Se programaba y probaba sobre la marcha con una visión de las capacidades comerciales del producto. Se trabajaba en equipo. Se aprovechaban rutinas. Todos hacían de todo. La edad no importaba.

La gasolina de los programadores era la PASIÓN por lo que se hacía. La curiosidad, la paciencia, la emoción, la creatividad y, … LAS PERSONAS.

y,… ¿Qué principios se empleaban? … Pues los que decía la revista Microhobby como no podía ser de otra forma. En aquellos tiempos no se había inventado el Design Thinking, la Agilidad, el Power Point,… y, los POSITs, … para apuntar la lista de la compra.

Si te apetece leer algo parecido puedes leer el artículo de «El Spectrum El Verdadero inicio de la transformación digital«. Espero que te guste!!

¡Yo me llevo bien con todo el mundo!

¿Es posible llevarse bien con todo el mundo?. Imposible gustar a todo el mundo. Quien diga que se lleva bien con todos debe reconsiderar su pensamiento

YO ME LLEVO BIEN CON TODO EL MUNDO.

¿Seguro?

En el programa de televisión de El Hormiguero, sacaron a una persona del público al azar. Le propusieron el siguiente trato:

– Si NADIE de tus contactos te llama en el próximo minuto, te damos 3000 euros.

– Si ALGUNA PERSONA de los que tienes en tu agenda de contactos te llama, se los damos a la persona que haya llamado. .

..no habían pasado ni diez segundos y recibió una llamada de un antiguo compañero en su móvil. ¡Quería sus 3000 euros!.

¿Tú habrías llamado?

¿Qué es lo que más rabia te da de éste mundo?

¿Qué es lo que más rabia te da de éste mundo?

¿Qué es lo que más rabia puede dar en este mundo?

Yo lo tengo claro. Que un listillo se salte la cola y te adelante en la autopista después de haber estado haciendo cola durante más de 4 kilómetros y 20 minutos para salir por el carril. Son los “colones profesionales al volante”. Los listillos.

Desafortunadamente no es algo puntual. Sucede todas las mañanas. Sin excepción. Los colones profesionales avanzan. Acechan. Se hacen los despistados y esperan con sigilo su oportunidad…

… y, cuando te descuidas… ¡Zas! Se te han colado.

Menuda cara de tonto se le queda a uno. Cualquier técnica de ‘mindfulness mañanera’, relajación y métodos avanzados de pensamiento positivo se esfuman durante los 4 kilómetros de cola para evitar que se te cuelen.

Eres consciente de que el hecho de colarse es lo de menos. Lo peor es la cara de tonto que se te queda. Te intentas relajar. Te dices: “No pasa nada. El mundo es maravilloso”. Antes muerte, que venganza. La respuesta mansa, la ira quebranta. Después de la tormenta vuelve la calma.

Lo consigues. Vuelve la felicidad y la calma...

y ¡Zas Zas Zas!

… tres colones profesionales en hilera se le cuelan al de delante.