Empresa y Modelos Organizativos

Destierro profesional…

Destierro profesional. Unas veces estas en lo más alto. Otras veces caes en el olvido. Los aplausos se convierten en amenazas.. Ya no sirves.

Tenía una carrera profesional de éxito.

En una empresa líder. Había llegado a lo “más alto”. Cosechando grandes éxitos en el pasado. Tenía un puesto de máxima responsabilidad. Su función era poner los medios para evitar la llegada de las empresas de la competencia a su terreno. Su puesto no admitía fallo alguno. Lo ejecutaba con éxito. Se le pagaba muy bien por ello.

Fue aplaudido y reconocido. Todos querían “ser como él”. Le copiaban. Le imitaban.

Hasta que llegó un día terrible. Un día para olvidar. Cometió dos errores garrafales. La competencia superó a su empresa. Por su culpa.

Pidió disculpas. Lloró desconsoladamente. Había defraudado a su empresa, a sus clientes y a sus seguidores.

En unos minutos, pasó de estar en lo más alto a ser objeto de mofa y durísimas críticas. Las críticas se convirtieron en amenazas. Su empresa le abandonó. Cayó en el destierro. En el olvido. Fueron sólo dos errores. Garrafales. …pero suficientes para que todos olvidasen los grandes aciertos del pasado.

Él fue el culpable.

Se consolaba diciendo: «La vida en la empresa es a veces dura y cruel. Hay muchos intereses económicos. El error no se admite«.

Deberá cambiar de profesión. Y de vida.

…se dedicará al fútbol.

Deja un CroquiComentario