Categoría: Personas y Equipos de Trabajo

Las personas y el trabajo en equipo son claves para conseguir los resultados. A través de infografías sencillas se recogen varias situaciones desde diferentes perspectivas

Necesitamos la mentira

Necesitamos la mentira
. … El mundo que hemos inventado no se alimenta de la verdad. Con la verdad nuestro mundo deja de girar. El baile se acaba. Y al final… no queremos escuchar la verdad. ...porque la verdad duele. ...porque la verdad no aumenta ventas. ...porque la verdad nos da miedo. ... y porque el baile no se puede detener.

Necesitamos la mentira. Todos nosotros. No nos engañemos. Es una pena, pero así es. Las verdades incomodan.

  • Si nos dicen la verdad quitamos nuestro voto al político de turno.
  • Si nos dicen la verdad nos arriesgamos a perjudicar relaciones personales.
  • Si nos dicen la verdad el miedo se apodera de nosotros.
  • Si nos dicen la verdad las bolsas y el IBEX caen. • Si nos dicen la verdad se hieren sentimientos.
  • Si nos dicen la verdad los alquileres suben.
  • Si nos dicen la verdad tememos perder nuestro puesto de trabajo
  • Si nos dicen la verdad dejamos de consumir y comprar o vender.
  • Si nos dicen la verdad concluimos que vivimos por encima de nuestras posibilidades.

… El mundo que hemos inventado no se alimenta de la verdad. Con la verdad nuestro mundo deja de girar. El baile se acaba. Y al final… no queremos escuchar la verdad.

…porque la verdad duele.

…porque la verdad no aumenta ventas.

…porque la verdad nos da miedo.

... y porque el baile no se puede detener.

La historia del increíble GENIO que hacía churros

¿Cuál es la clave en la gestión de proyectos de tecnología?. La respuesta es que no hay claves. Intervienen muchos factores externos en el proceso

La historia del increíble GENIO que hacía churros.

Érase una vez un Project Manager (PM) con amplias dotes de comunicación, liderazgo, negociación, carisma…

Planificó un PROYECTO de forma rigurosa. Calculó riesgos, dependencias, costes, Gantts, Recursos, …

El resultado: 10 meses, 300.000 € y 10 personas.

El PM tenía un defecto … ansiaba la “PLANIFICACIÓN PERFECTA”. Un día, se le apareció un GENIO. El PM le pidió un deseo. “Quiero una PLANIFICACIÓN PERFECTA!!”. El GENIO se lo concedió, …

y le entregó “un CHURRO”.

El PM quedó decepcionado. Se quedó con su planificación inicial.

☆ Acudió al SPONSOR para aprobación . ¿10 meses?, ni de coña … en 5 meses!!

☆ Acudió a Financiero para aprobación. ¿300.000 euros?, ni de coña …150.000 euros.

☆ Acudió a RRHH para aprobación. ¿10 personas?, ni de coña … Sólo 3.

El PM empleó sus dotes de influencia, persuasión … Sin resultado. Tuvo que ceder. Observó la planificación “impuesta”…y reflexionó… “la mejor PLANIFICACIÓN es aquella que puede ser comprada”.

Aunque sea “UN CHURRO”.

#Folicroquideldía

Los 7 Pecados Capitales de los proyectos de tecnología

Los 7 Pecados Capitales de los proyectos de tecnología. La gula, la avaricia, la ira...Son pecados capitales en cualquier proyecto que se precie.


LOS SIETE PECADOS CAPITALES DE LOS PROYECTOS DE TECNOLOGÍA:

GULA – Quiero TODO. Alcance cerrado, Precio cerrado, Plazo fijo, Máxima calidad. Bonito y barato. TODO es crítico.

LUJURIA – Necesito satisfacer a mis stakeholders. Si digo que NO a algo … me dejan de ‘querer’. Las adulaciones me gustan.

PEREZA – Hasta que no me lo diga MI jefe que lo haga… no lo hago. Esta tarea es responsabilidad de otros. Hasta que no acaben ellos no empiezo yo.

ENVIDIA – Yo NO me lo merezco. Los presupuestos, la autoridad y los recursos… siempre los tienen otros. A MI solo ME piden resultados. Siempre ME toca ‘bailar con la más fea’….

AVARICIA – Quiero mucha información, muchas firmas autorizadas, mucha documentación, muchos recursos, muchos medios… antes de empezar a trabajar. Quiero. Quiero. Quiero.

SOBERBIA – Yo lo sé todo. Soy dueño de la información. Me dedico a esto. Tú haz tu trabajo… que yo haré el mío. ¿Qué vas a saber tú?.

IRA – Para ser JEFE hay que gritar. Cuanto más lo hago… más caso me hacen. Cuantos más insultos… más presión creo. Cuantas más reuniones de seguimiento… más control y miedo.

Y tú, … ¿Cuál es tu mayor pecado?.

El partido del siglo. Agile vs Waterfall…Que gane el mejor.

El partido del siglo. Agile vs Waterfall. Que gane el mejor. Cada uno con su estilo. Si no se pelean entre ellos será un gran partido

El partido del siglo “Agile vs Waterfall”. Solo quedan 10 minutos. El estadio lleno a rebosar. Los equipos preparados para salir al campo. La tensión se huele en el ambiente. Los hinchas de uno y otro bando enfrentados como niños “Los AGILE somos los mejores, …ni de coña, … los mejores somos los Waterfall”… El árbitro toca el silbato. Llegó la hora!!. Empieza el juego. De rojo, el equipo WATERFALL. En cabeza su capitán. El resto del equipo le sigue. Muchas horas planificando el partido. Todas las jugadas analizadas. Cada uno de los 90 minutos planificado. El capitán confiado en dar las instrucciones correctas a su equipo. En entrenador con múltiples papeles con instrucciones y casos… De negro, el equipo AGILE. Todos formando una piña, abrazados junto a su capitán. Visión de los 15 primeros minutos de juego. Dispuestos a afrontar los cambios necesarios. Los delanteros pueden jugar también de defensas y los porteros de delanteros. Cada decisión de tiro a puerta se toma en equipo. El entrenador con un tablero con posits y muchos artilugios de apoyo … Suenan los himnos y empieza el partido. Que gane el mejor!!

¡No te columpies!

Paseaba este domingo con mi hija pequeña. Apasionante ruta de parques, columpios y tirolinas. Hacía muy buen tiempo y aprovechamos para estrenar el disfraz de vampiresa para Halloween.


¡Colúmpiame papi!, me dijo.
Pues claro. ¡Colúmpiate y diviértete!.
¡Más alto papi!.
¡Hasta el cielo!, la dije.


Fue muy divertido.


De pequeño me gustaban mucho los columpios. Me balanceaba lo máximo que la gravedad y la energía cinética y potencial permite. Luego cometía la imprudencia de saltar y medir la distancia lineal recorrida. Algún pequeño golpe y torcedura, pero nada grave.


Reflexiono y descubro que hoy ya no me gustan los columpios.
Una pena. Desconozco la fecha en la que perdí la ilusión y llegué a la creencia de que los columpios son cosa de niños.


También pienso que cuando hacemos o decimos algo inadecuado, rápidamente la sociedad nos lo recrimina y nos advierte.


¡No te columpies!.
¡Sé prudente!.
¡No te equivoques!.
¡Cuidado!.
Y claro, cogemos miedo. Y ya no pretendemos alcanzar el cielo.
#Folicroquideldía