Conocimiento

La paradoja de Easterlin.

La Paradoja de Easterlin lo confirma. Lo que hace feliz al individuo no es su renta, sino la comparación con su grupo de referencia.

El dinero da la felicidad. Motiva. Estudios científicos dicen que sí. Y seremos más felices si cobramos bien y además la gente de nuestro entorno cobra menos que nosotros. En otras palabras: Nos pueden subir el sueldo de 1500€/mes a 5000€/mes, que si todos los compañeros, vecinos, amigos y enemigos que nos rodean cobran 10.000€ nos sentiremos desmotivados y menos felices.

Los científicos hicieron un estudio puñetero. Cogían personas y las ponían en parejas. Les pedían contar puntos en una pantalla. Se les prometía una recompensa 30€ a 120€. Mientras hacían el experimento se les hacía una tomografía por resonancia magnética para estudiar la actividad del cerebro. Ambas personas conocían lo que había ganado el otro. A ‘grosso modo’ el tomógrafo decía:

– Si ganaban los dos y cobraban 30€ – “Cerebro contentillo”.

– Si ganaban los dos y cobraban 120€ – “Cerebro más contento”.

– Si uno ganaba 50€ y el otro perdía – “Cerebro super contento”.

– Si ganan y al primero le pagan 30€ y al otro 120€ – “Cerebro cabreado”.

La Paradoja de Easterlin lo confirma. Lo que hace feliz al individuo no es su renta, sino la comparación con su grupo de referencia.

¿Envidia cochina, necesidad innata de comparar o experimento estúpido?

@Rev. Science [Christian Elger&Armin Falk – University Bonn]

Categories: Conocimiento

Deja un CroquiComentario