Coaching y Aprendizajes

No valgo para nada

No valgo y no merezco palabras prohibidas. A veces no nos damos cuenta de lo dañino que son esas palabras y lo que nos destruyen

Deja un CroquiComentario