Se llama Jani y es la cuidadora de nuestras hijas

Se llama Jani. Es una muy buena persona.

Es la persona más importante para nosotros. Es la cuidadora de nuestras dos hijas pequeñas. Lleva varios años con nosotros. Las niñas la quieren mucho. Y nosotros también. Aprendes mucho hablando con ella. Escuchando su vida. Sus sacrificios. Sus alegrías y desilusiones.

Jani tiene 35 años. Y una vida dura. Se ha marcado como objetivo comprarse un pequeño piso en las afueras de Madrid. Ella sola. Su familia y sus padres viven en un pequeño pueblo de Brasil. Cada cuatro meses, con lo que ahorra, se compra un ternero recién nacido de 40 kilos. Sus padres se encargan de alimentarlo y engordarlo en el campo. Jani está muy satisfecha. Actualmente tiene 16 vacas y 20 terneros engordando. Esta semana ha vendido sus primeras 3 vacas. Está muy contenta.

Jani asegura que cuando haya vendido 50 vacas tendrá el dinero suficiente para pagarse la entrada de su pequeño piso en Madrid. No es un sueño. No es una ilusión. Su objetivo lo tiene muy clarito.

Y lo va a conseguir.

Ya le queda menos. ¡Ha vendido tres vacas!

… y hay 36 en camino.

Lecciones básicas de Sumas y Restas en la Vida

Más Sumar y Menos Restar

  • Lección 1 – Menos Enfadarse y Más Sonreir
  • Lección 2 – Menos WhatsApp y Más Vernos
  • Lección 3 – Menos Límites y Más Metas
  • Lección 4 – Menos  “No Puedo” y Más “¡A por Ello!
  • Lección 5 – Menos Pensar y Más Sentir
  • Lección 6 – Menos Juzgar y Más Aceptar
  • Lección 7 – Menos Quejarse y Más Agradecer
  • Lección 8 – Menos Hablar y Más Escuchar
  • Lección 9 – Menos Excusas y Más Acción

En éste enlace el PDF en Slideshare: <Más sumar y menos restar>

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ

El huevo frito es un ejemplo de SENCILLEZ. Es básico. Es fácil de hacer. Está buenísimo. Pero no nos es suficiente, lo adornamos para que parezca mejor

El huevo frito es un ejemplo de sencillez. Y la “sencillez es la mayor sofisticación”.

Sólo 3 ingredientes; Huevo, Aceite, Sal. Su elaboración es simple. Lo simple a veces resulta difícil. En el caso del “huevo frito” no aplica. No es difícil prepararlo. Eso sí, requiere práctica y experiencia. Podremos debatir si es simple, fácil, sencillo, complejo o difícil. Dependerá de las ganas de debatir que tengamos. Hay algo claro. Un huevo frito con patatas fritas es una delicia.

Pero, no nos conformamos. Unos expertos exponen que hace falta pimienta. Otros lo niegan argumentando que el huevo pierde humedad y se vuelve gomoso. Comienzan las dudas. ¿Le pongo o no le pongo? Por si acaso, un poquito de pimienta. La “cosa” se va complicando. Expertos adicionales intervienen. Exponen que debe elaborarse con una clara esponjosa y crocante al souflé de yema inyectada… También deliciosos, por cierto. Pero claro, nos adentramos en el mundo de lo complejo. Nos convencemos que nuestro cliente quiere lo complejo para satisfacer sus deseos. Para ser «feliz».

¿Realmente quiere eso nuestro cliente?

– «Es lo que dicen los expertos».

– «Pero, … ¿Le hemos preguntado?».

– «No».

– «¡Pregúntenle!».

– «Estimado cliente: ¿que es lo que usted quiere?».

Dos huevos duros, por favor.

A los ingenieros nos gusta resolver problemas, pero nuestra madre no nos entiende

A los ingenieros nos gusta resolver problemas, pero nuestra madre no nos entiende. ¿Hijo, vas a venir a comer?...Pues hay un 47% de posibilidades.

A los ingenieros nos encanta solucionar problemas.

Si no hay problemas, nos gusta crearlos para poder posteriormente resolverlos. Una de las mejores formas de motivarnos es decirnos que un problema no tiene solución (aparte del sueldo claro). Cuando escuchamos que “algo no tiene solución” invertimos inmensas cantidades de tiempo para demostrar que la premisa estaba equivocada. Demostrada que la solución existe, necesitamos el reconocimiento adecuado. Y qué mejor reconocimiento que nos dejen explicar nuestros cálculos, métodos y teorías utilizadas…

La mayor amenaza es que nos digan que la demostración debemos hacerla de “forma ejecutiva” en solo 2 diapositivas de power point. Incluso haciendo la diapositiva con tipología de letra ARIAL 2 no cabe. Nuestros enemigos naturales están en el dpto. de marketing. Algo normal. La lógica y la analítica no están dentro de sus objetivos.

… y pensamos que no nos entienden … pero ni nuestra madre lo hace.

– ¿Vas a venir a comer?.

– Pues hay un 47% de posibilidades.

– ¿Pero vienes o no vienes?.

– Depende de tres puntos correlacionados.

… y claro está… al llegar a casa después de haber dado a entender que no ibamos damos un “susto de muerte” a nuestra madre

… que, como siempre, nos prepara una comida deliciosa en 5 min. que aparece de “la nada”.

875% Gracias Mami !

¡Topos en mi jardín!

Los topos en mi jardín son siempre culpa del vecino. Echar la culpa de forma gratuita y dialogar con alguien que dice estupideces

Ocurrió hace mucho tiempo. Vivíamos en una pequeña casa con un pequeño jardín que tenía plantado un pequeño árbol. Rodeados de campo. …y de vecinos… …que vivían también en pequeñas casas con pequeños jardines. Todos vivíamos felices. Hasta que apareció de la nada un topo en nuestro jardín. Como cualquier topo que se precie, hacía horribles agujeros en nuestro jardín todas las mañanas destrozando el césped minuciosamente cuidado. Utilizamos todas las técnicas para espantarlo. Sin éxito.

Un día, la familia de topos pertenecientes a la familia de tálpidos, decidió abandonar nuestro jardín e irse al del vecino. Nos pusimos muy felices. Pero la felicidad duró poco tiempo. Un vecino nos acusó muy enfadado de que el topo “era nuestro” y que estaba destrozando su jardín. Que debíamos hacer algo. Intentamos argumentar de forma lógica. Sin éxito. El vecino dejó de hablarnos durante mucho tiempo.

El topo me enseñó dos cosas que me han servido el resto de mi vida:

1.- Siempre habrá alguien que te eche la culpa de algo aunque no tengas responsabilidad alguna.

2.- Tratar de razonar con “ese alguien” utilizando argumentos lógicos, razonables y sentido común es como hablar con las paredes.

Cada equipo de trabajo es diferente.

Cada equipo de trabajo es diferente. Cada uno con sus particularidades. Lo que aplica a un equipo puede ser contraproducente en otro.

Sobre la importancia del trabajo en equipo:

  1. Cada equipo es un mundo.
  2. No hay dos personas iguales.
  3. No hay dos equipos iguales.
  4. Muchas veces no se puede elegir el equipo al que perteneces o el equipo al que tienes que liderar.
  5. Lo que aplica a un equipo puede ser contraproducente en otro equipo diferente.

Las reglas y principios generales sobre la gestión de equipos y las metodologías de trabajo son importantes…pero más importante aún es; observar y conocer las particularidades de cada equipo de trabajo, improvisar en función de lo que se necesite en cada momento y saber gestionar el Gap que existe entre lo que dicta la metodología de turno o los libros de liderazgo y las casuísticas que ocurren en las grandes organizaciones.

En caso de duda…el sentido común y actuar dando lo mejor de cada uno suelen ser buenos consejeros.

La sabiduría de nuestros abuelos

A través de los cuentos, los niños aprenden sobre la vida... Fuente del texto: GuiaInfantil. “El abuelo de Clara”. La saniduría de nuestros abuelos

Clara se acercó a su abuelo y le preguntó revolviéndole el pelo.

— Abuelo, ¿por qué tienes el pelo tan blanco?

— El pelo se vuelve blanco cuando vamos envejeciendo.

— ¿Y qué es envejecer?, — Clara volvió a preguntar.

Es vivir, — contestó el abuelo. Si no vives no puedes envejecer.

— ¿Y qué es vivir?, — dijo la niña ladeando la cabeza.

Vivir es hacerte viejo, — respondió el abuelo. Empezamos a morir en el momento que nacemos.

Clara lo miró interrogante.

Cuánto más tiempo vives, más viejo te haces. Cuánto más viejo seas, más habrás vivido y más cerca estarás de la muerte. Las arrugas y las canas son señales del paso del tiempo, de la vejez y debemos saber aceptarlo.

— Hay que saber disfrutar de los diferentes momentos que nos depara la vida, — continúo el abuelo hablando. Ser viejo no es malo, es una etapa más de la vida que hay que saber disfrutar. Si fuera joven, — dijo acariciando la cara a su nieta, ahora no podría estar aquí contigo.

Clara se quedó unos minutos pensativa y dijo:

Gracias abuelo.

— ¿Por qué?.

Por hacerte mayor, por vivir. Entonces, Clara acarició el pelo de su abuelo y le dio un beso en la mejilla.

[…]

A través de los cuentos, los niños aprenden sobre la vida… Fuente del texto: GuiaInfantil. “El abuelo de Clara”.

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas

Nos comportamos como rebaños de ovejas. Debido a nuestra falta de autoestima y al temos de no ser aceptados por la sociedad

¡Comprobado!. Nos comportamos como rebaños de ovejas…

En los Años 50 Salomon Asch realizó un experimento:

– Formó varios grupos de personas (‘compinches’).

– Introdujo en el grupo a una persona que no sabía nada (‘cobaya’).

– Proyectó 3 barras de longitudes claramente diferentes.

– Preguntó a los asistentes cual era la más larga. La respuesta era obvia.

– Los compinches se aliaron para dar resultados erróneos influenciando la respuesta.

El 75% de las personas, presionada por la opinión colectiva, apoyó la respuesta errónea a sabiendas de que era errónea. Únicamente un 25% mantuvo su criterio .

Uno de los mayores temores del ser humano es tratar de diferenciarnos y no ser aceptado por el grupo. Cuando tomamos decisiones evitamos sobresalir del grupo. Tememos destacar por miedo a que ciertas personas de nuestro entorno, nos tengan envidia, y puedan reaccionar atacándonos, hablando mal de nosotros o rechazándonos.

Esta situación saca a la luz ‘verdades incómodas’:

1.- nuestra falta de autoestima y confianza al establecer nuestro ‘valor como personas’ en lo mucho o lo poco que la gente nos valore.

2.- formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el talento y el éxito ajenos.

@ Fuente: Experimento de Salomon y El País

Si Einstein resucitase estaría en paro

Si Einstein resucitase claramente estaría en paro…

Extracto de una entrevista de trabajo.

P: ¿Hábleme de su educación?

R: Pues es lo que me ha quedado después de olvidar todo lo que aprendí.

P: ¿Y en qué conocimientos destaca usted?

R: Ninguno en especial. A todo caso tengo mucha imaginación y la mente abierta.

P: ¿Dígame sus fortalezas?

R: Absoluta Ignorancia… como la que tenemos todos. Solo que la mía es diferente.

P: ¿Cual es su talento?

R: Pues ninguno en  especial. Solo soy muy curioso.

P: ¿Cómo resuelve los problemas?

R: Haciéndome muchas preguntas.

P: Nuestra compañía apuesta por el progreso. ¿Qué puede usted aportar?

R: La palabra progreso no tiene ningún sentido para mi mientras haya niños infelices.

P: ¿Qué es para usted el éxito?

R: Trabajo, Placer y Mantener la boca cerrada.

P: ¿Cómo puede contribuir a la transformación digital ágil de la compañía?

R: De forma relativa. No soy capaz de explicar lo que usted me pregunta a mi abuela.

Fin de entrevista: Gracias por su tiempo. Mantendremos su CV almacenado en nuestra base de datos.

Gracias a usted. Hay dos cosas infinitas en este mundo. El Universo y la estupidez de los CV almacenados y olvidados en las bases de datos. Y sobre el Universo… no estoy muy seguro.

La reunión más importante del mundo

La reunión más importante del mundo. Es aquella en la que vemos a nuestros hijos actuar en la vida. Dejamos atrás los egos y las apariencias.

Reunión importante a las 11.00.  De las que nadie se puede perder.

Todo el mundo ha sido convocado. De todas las compañías. Proveedores, Clientes, Accionistas, Desempleados.. ¡Personas!. Todo el mundo acude puntual. El responsable de limpieza se desespera. No encuentra un sitio adecuado para ver y escuchar. La directora de finanzas le sonríe. Le hace sitio a su lado. Llega un CEO. Por los pelos. Se sienta detrás del responsable de limpieza. Mira su reloj y espera impaciente. Se le ve muy emocionado. El responsable de la logística de la sala se le aproxima. Le pide respetuosamente que se ponga una fila detrás. La suya está reservada. El CEO obedece sin rechistar. El aforo se completa. Muchísima gente de pie.

…varios directivos sentados en el suelo. En la sala no hay diferencias por cargos, por generaciones, por sexo, por estudios… No se respira Ego. Todos son conscientes de que ellos, NO son los «importantes» en este evento. En absoluto.

Dan el aviso del comienzo. Las luces se atenúan. Se hace el silencio. Las emociones contenidas. Comienza la música.

… y finalmente, salen los protagonistas. Los niños y las niñas. …a representar SU función de «Los Planetas». Para los más importantes. Sus madres y sus padres.

¿Se considera usted un gran líder?

Parece ser que si no eres líder no eres nadie. La palabra liderazgo aparece por todos los sitios. Se ha idealizado la figura del líder.

Nuestra cultura honra a los líderes.

Parece ser que si no eres líder no eres nadie. Abundan los libros y los cursos para convertirse en líderes de la noche a la mañana. Existen miles de definiciones de liderazgo cada cual más enrevesada. La palabra liderazgo aparece por todos los sitios. Se ha idealizado la figura del líder.

Hay algo claro. No todos podemos ser líderes. Tampoco podemos es astronautas.

No pasa nada. Unos serán líderes y otros seguidores.

El problema surge cuando las modas del momento definen a los que son seguidores de maneras despectivas. Alejadas de la realidad.

Los seguidores:

… hacen su trabajo, pero no más.

… están eternamente buscando la gloria.

… se encuentran atrapados en la rutina diaria.

… sólo se sienten motivados por factores externos.

… se preocupan mucho por los títulos.

… se enfocan en lo que puedan conseguir de manera individual.

…no tienen voluntad de servir a los demás.

…se conforman con poco.

[…]

Para ser un buen líder uno ha de ser primero un buen seguidor. Los seguidores con actitudes positivas son los que definen la cultura de las empresas. Con su compromiso, iniciativa, saber escuchar, implicación, aptitudes, etc… Ser guiado por un buen líder es un privilegio.

Ser un buen seguidor también lo es. ¿Te conformas con ser un ‘simple’ seguidor?