El primer día de trabajo.

El primer día de trabajo. Lo recordamos para siempre. Sobre todo las pequeñas anécdotas que nos suceden. Y qué mejor anécdota que una foto horrible.

Tenía 22 años. Era su primer trabajo. Su primer día de trabajo. Recién salida de la Universidad. Los nervios a flor de piel. Se levantó con varias horas de antelación. Se vistió para estar elegante. Sus padres estaban orgullosos de ella. La tranquilizaban como podían. La habían comprado una libreta y un bolígrafo. Llegó al edificio de la empresa. Con mucha antelación.

El primer trámite … la foto por el personal de seguridad de recepción y entrega de la tarjeta de acceso. Estaba muy nerviosa. Le hicieron la foto. Rápidamente subió en ascensor a la oficina. No quería llegar tarde.

A las dos semanas, el personal de seguridad se acercó a ella de forma discreta: Le dijo desde el respeto: “Gracias por saludarme todos los días. Te voy a pedir un favor. Hazte otra foto. La foto me aparece cada mañana cuando entras no te hace justicia«.

Ella se quedó sorprendida. Miró la foto en la pantalla y dijo: “¡estoy horrorosa!. Tengo los ojos cerrados, mirando abajo y la cara desencajada…”

Diez años después, ella todavía recuerda ese primer día de trabajo. Nadie olvida su primer día.

@Fuente:  Anécdota proporcionada por una compañera de trabajo.

Filosofía aplicando el Excel

Filosofía aplicando el Excel, El Excel siempre da para mucho o para poco. Incluso para divagar sobre nuestra vida y la importancia de nuestros problemas

Estaba cacharreando con el Excel. Hacía las celdas cada vez más pequeñas «a ver qué pasaba».

Nada del otro mundo.

Se pueden hacer tan diminutas como queramos. Y, sin quererlo, me apareció este “cutre gráfico” en el que cada cuadrícula representa Un Año transcurrido desde el año 0 hasta 2020.

En total 2019 cuadritos. A la derecha, se amplía una VIDA promedio (asumiendo 80 años de esperanza de vida para todos):

– En azul lo vivido.

– En amarillo lo restante.

– Un punto rojo simboliza un enfado/disgusto cualquiera en un momento en concreto de un año.

Es curioso, pero visto así es fácil visualizar:

– lo corta que es la Vida y lo importante que es aprovecharla.

– lo diminutos que son nuestros enfados y lo grandes que los hacemos.

– lo mucho que significa la Vida para cada uno de nosotros y lo insignificante que es en la inmensidad de los tiempos.

El Excel da para mucho, o para nada. ¿y qué importa?

La mejor bicicleta del mundo

La mejor bicicleta del mundo. Bicicross BH. Insuperable y sin rival alguno. El mejor medio de movilidad para presumir con los amigos.

BICICROSS BH …

Deseada por los jóvenes. Indispensable para presumir. Estética y diseño asombrosos. Traídos de otro planeta. Perfecta para hacer amigos. Muelles delanteros de adorno… que hacían soñar con una suspensión delantera inexistente. Soñar es gratis.

¿Lo malo? … pesaba como un piano de cola para subir las cuestas. No suponía problema alguno .., con las llantas de aleación de aluminio la fuerza de la gravedad no tenía efectos en la bici.

¿Lo mejor de todo? … el super sillín. Con espacio suficiente para llevar a los colegas (o a la amiguita de turno si se daba el caso).

¡Pero Ojo!. Mucha precaución con los caballitos. Si eras muy bruto el sillín se partía en dos… y tardaban varias semanas para traer otro de repuesto.

Sus competidoras BH California, Orbea, Torrot … no tenían nada que hacer con ella.

@ foto de internet

Los pequeños detalles cuentan…

Hace dos años me llamó la jefa y dueña de la empresa. Un sábado por la tarde. En mi tiempo libre. Después de una semana dura de trabajo. Me sorprendió mucho. Dudé un momento si coger el teléfono. Finalmente, lo cogí.

Hace dos años me llamó la jefa y dueña de la empresa. Un sábado por la tarde. En mi tiempo libre. Después de una semana dura de trabajo. Me sorprendió mucho. Dudé un momento si coger el teléfono. Finalmente, lo cogí.

Era Ana.

La jefa y dueña de la empresa.

No de mi empresa. De la empresa donde trabaja mi mujer. Me dijo: “Quiero tener un detalle con tu mujer. Ha trabajado mucho en un momento muy complicado para la empresa. Quiero regalaros a los dos un fin de semana en un hotel con encanto. Con los gastos pagados. Me pongo en contacto contigo porque quiero que que sea una sorpresa para ella. Para que me digas la mejor fecha y hagas los preparativos”.

Le di las gracias. Estaba ansioso porque llegase el día.

Y llegó el día. Por la mañana dije a mi mujer: “Preparemos las maletas. Nos vamos el fin de semana a un hotel con encanto. Con los gastos pagados. Es un detalle que Ana, tu jefa, quiere tener contigo. Te está muy agradecida”.

Fue fantástico ver su cara de emoción y sorpresa. Fue fantástico el hotel…

…pero, lo más fantástico, fue escuchar la llamada que hizo a Ana para darle las gracias por el detalle. Por el reconocimiento de su trabajo, esfuerzo y compromiso.

Ese reconocimiento sin duda fue el mejor regalo. Estaba feliz.

Pito pito, gorgorito, ¿qué refrancito hoy aplico?

Pito pito, gorgorito, ¿qué refrancito hoy aplico?. Hay refrranes para todos los gustos. Hay refranes que dicen lo contrario de otros refranes. Hay de todo

… pito pito, gorgorito, ¿¿que refrancito hoy aplico??…

Cada día recibimos una ‘media’ de 10 citas o refranes que recogen una gran sabiduría. ¡Y eso está muy bien!. Cuando nos sentimos ‘identificados’ con alguna cita en particular, compartimos la cita y ayudamos con ello a que se mantenga la media diaria de recepciones y envíos. La ‘media’ se ve alterada cuando varios coleccionistas de citas deciden hacer envíos simultáneos el mismo día. En estas situaciones, podemos llegar a 20 o más al día. Pero, no pasa nada… Si pudiésemos ‘asimilar’ únicamente el 0,1% de las que recibimos  seríamos personas sabias y felices y la ‘media diaria’ se reduciría  significativamente. Comparto algunas que sirven para TODO ‘todito’ – contribuyendo con ello a mantener la ‘media’ de hoy:

1.- Más vale pájaro en mano que ciento volando –  Quien no arriesga, no gana.

2.-  A quien madruga, Dios le ayuda – No por mucho madrugar amanece más temprano.

3.- A la tercera va la vencida – No hay dos sin tres.

4.-  En boca cerrada no entran moscas – El que calla otorga.

5.-  Piensa mal y acertarás – Piensa el ladrón que todos son de su condición.

6.- La cara es el espejo del alma – Las apariencias engañan.

Hon Kesa Gatame y Valores asociados..

Hon Kesa Gatame y Valores: ¿Cuántos de los valores del JUDO pueden ser claves en los procesos de transformación y cambio cultural de las empresas?

“Hon Kesa Gatame, Kata-Gatame, Kuzure-Kami-Shio-Gatame, Yoko-Shio-Gatame”…

¿Platos de Sushi?

No,… no son platos de Sushi que puedan degustarse en un restaurante japonés con estrella Michelin. Es algo ‘mucho más serio’. Son técnicas de JUDO.

Arte marcial concebido por Jigoro Kano a finales del siglo pasado. Considerado como una “filosofía del equilibrio y la armonía”. Oportunidad única para que los niños y adultos desarrollen sus capacidades físicas y psíquicas. Sin “darte cuenta”, el maestro te enseña VALORES mientras disfrutas de los entrenamientos, las Katas y las competiciones.

… sacrificio, respeto al maestro y compañeros, autocontrol, confianza, lealtad, Trabajo en equipo, dignidad ante la derrota, humildad ante la victoria, Cortesía, Interacción entre compañeros….

Hoy en día “están de moda” las metodologías ÁGILES, el cambio cultural, los valores corporativos, la digitalización de las empresas,…

… y me pregunto:

¿Cuántos de los valores del JUDO pueden ser claves en los procesos de transformación y cambio cultural de las empresas?

“Waza-Ari Waza-Ari Ippon”

¿Qué maletín tiene más Valor?…

La diferencia entre Valor y Precio. Hay cosas que no tienen precio. Su valor es infinito. El precio de mercado son cuatro duros.

En la imagen dos maletines.

Uno de lujo. De varios miles de euros. De la piel más selecta. Destinado a almacenar multitud de documentos con información muy valiosa. Símbolo de importancia, imagen y prestigio.

Otro normalito. De pocos euros. Capaz de soportar centenas de kilos de libros, carpetas y estuches. Con sujeción a la espalda por correa simple que no afectó a la columna vertebral y cervicales de toda una generación. Con sub-apartados para esconder las malas notas. Con parte de la esencia de lo que somos hoy.

Diferentes precios.

Diferentes valores.

Diferentes significados.

Diferentes recuerdos.

¡Os concedo el deseo de la comunicación perfecta¡

El arte de comunicar y escuchar de forma perfecta. Mejor que cualquier master o diploma y te resuelve los problemas de tu vida

Si me diesen a elegir:

a) Pagarme todos los gastos para formarme durante cuatro años en las prestigiosas Universidades de Harvard, Standford, IESE, IE, Insead, MIT,… y conseguir todos los títulos, diplomas y red de contactos profesionales. Con aviones, desplazamientos, residencia y material pagados.

b) Otorgarme un curso/formación en una escuela completamente desconocida que garantizase al 100% el PLENO DOMINIO del arte de comunicar excepcionalmente bien – en cualquier circunstancia – y escuchar con atención plena. Sin certificados y que lo tuviese que pagar yo.

Tengo muy claro lo que elegiría.

¿Qué quito de mi curriculum?…

¿Qué quito de mi curriculum?. Lo nuevo, lo antiguo, lo que vende, lo que me hizo aprender, lo que valgo, lo que quieren escuchar...

En el mundo de la tecnología, cuanta más antigua sea la experiencia, menos relevante. Parece lógico. Los gurús en hacer CV exponen que deben ser breves, con información relevante, haciendo foco en lo que tú puedes hacer por la empresa, potenciando tu marca personal… También parece lógico.

Si nos decantamos por la lógica, nuestras decisiones deben ser lógicas.

1.- O bien escribes tu Curriculum en Arial 5 e Inter alineado de 5mm para que te “quepa todo”

2.- O eliminas varios años de vida profesional para ganar un par de líneas de espacio en el papel.

La primera decisión es arriesgada. Solo los reclutadores con vista de águila podrán leerlo. La segunda decisión requiere priorizar.

… ¿y qué borro?

Te sitúas delante del Word y observas un texto que dice: “Año del catapúm: Programador en Clipper cuando apenas nadie lo conocía. Auto aprendiendo. Comprando todos los libros del El Corte Ingles.

Elaboración de bases de datos con DBase III.

Sufridor de Infovía.

Apasionado por la tecnología.

Devorador de lenguajes de programación”.

Con pulso firme seleccionas el texto. Y pulsas “borrar”.

Por arte de magia, “desaparecen un par de años de tu experiencia”. Dejas espacio a la experiencia digital.

Aunque la curiosidad y ganas por aprender no hayan cambiado.

Guía últil para hablar en el ascensor…

Guía últil para hablar en el ascensor. Sobre cualquier tema; los vecinos, el tiempo, aspectos existenciales, la vida privada de otros...

Todos tenemos talento en algo.

Reconozco que el mío NO está en mantener conversaciones en el ascensor. Me refiero a conversaciones que resulten interesantes. Que aporten. Que no sean repetitivas. La verdad es que no se me ocurre nada. Soy consciente de que hay una multitud de opciones:

1. El tiempo… que si hace mucho frío, o mucho calor, que si el cambio climático.

2. Familiares / Hijos. ¡Pero cómo han crecido los niños. Pero qué guapos son!…

3. Otros vecinos … que si uno no paga la comunidad, que si otro hace ruido, etc.

4. Reflexiones sobre cómo pasa el tiempo de rápido y existenciales… ¿Cómo pasa la vida? ¡Ya estamos de nuevo en fin de año!.

5. Temas variopintos sobre la salud.

6. Vida privada (del otro).

7. Problemas de la comunidad de vecinos (siempre es culpa del otro).

8. Conversaciones surrealistas.

9.-Trabajo 10. Etc.

…pero nada. Aun teniendo el checklist preparado… al final “me quedo en blanco”.

Recuerdo una vez hace muchos años que un vecino me preguntó en qué trabajaba. Se lo dije con mucho interés y entusiasmo. El día siguiente me volvió a repetir la misma pregunta. Mi interés disminuyó un poco. A partir del tercer día, decidí decirle un trabajo diferente cada vez que me lo volviese a preguntar.

…y lo curioso, es que no pasó nada.