Archivos de autor

Francisco José Martín-Moreno Carnero

“¿Descríbame quién es usted?”, me preguntaron en una entrevista de trabajo.

Mis tres neuronas quedaron desconcertadas por la pregunta. Se pusieron rápidamente a pensar y filosofar. La pregunta es realmente compleja si no la has pensado antes.

Y no lo había hecho.

¿Soy Ingeniero Industrial?. Pues sí, es lo que estudié. Pero jamás he ejercido. Me costaría saber dónde está la bujía de un coche. Entonces no soy eso.

¿Soy Consultor?. Pues lo fui. Ahora no. O sí. No lo sé. Pues no soy eso.

¿Soy escritor o jardinero?. Pues claramente no. No me gano la vida con ello. Pero me encanta escribir, hacer folicroquis y cuidar el jardín. Pues no soy eso. O sí lo soy. No sé.

¿Soy de Madrid?. Nací allí. Pero mi ilusión es vivir en una pequeña casita en Mallorca cuando nos jubilemos y las niñas sean mayores.

[…]

Menudo lío.

El tiempo pasaba y tenía que contestar. Copié a Chaplin. Dije: “soy lo que soy. Una persona única y diferente que disfruta mucho haciendo un Folicroqui cada día”.

Tener un buen coach es un regalo

Tener un buen coach es un regalo


Hace cinco años realicé un curso de #coaching. Fue una buena decisión. Aprendí en una pequeña escuela. La profesora dominaba la técnica. Amaba profundamente su profesión. De forma transparente te explicaba las expectativas del curso. Antes de pagarlo. Prefería perder un cliente a ‘pervertir los valores de su escuela’. Tenía una habilidad innata para escuchar activamente, para no juzgar, para preguntar, para empatizar con la gente. No vendía humo. Los valores del coaching los practicaba en su vida. Daba ejemplo.

Acabé el curso y saqué dos conclusiones:

1. – Me falta la esencia para ser coach en mayúsculas. Necesitaría varias vidas para conseguirlo.

2. – Tener un coach en tu vida es un regalo.

Siento verdadera lástima por el uso industrial y, a veces, inapropiado, que se hace la palabra ‘Coaching’. Por el marketing y la venta desmedida. Con el afán de vender y vender, se ha pervertido la esencia. Una pena. Se acaba vendiendo humo. No todo el mundo puede ser Coach. Como tampoco puede ser astronauta. Para ser un buen Coach no es necesario un certificado. Hace falta saber y valer. El mendigo del barrio puede tener la esencia para ser el mejor Coach del mundo.

Contar con un buen Coach es un privilegio.

Propagación de rumores organizacionales

¿Cómo se propagan los rumores en las organizaciones?. Es curioso, las cosas más tontas se propagan a la velocidad del rayo

Los rumores:

1.- Dañan la calidad del ambiente laboral

2.- Contaminan el optimismo.

3.- Dañan las Relaciones.

4.- Dan lugar a desconfianza, rivalidad y distanciamiento.

5.- Son causantes del miedo a equivocarse porque cualquier error puede ser distorsionado a través de comentarios de terceras personas.

…sorprendentemente, se propagan a velocidad del rayo por toda la organización.

En cambio, información relevante de la empresa como puede ser; la estrategia, la misión, la visión, los comunicados corporativos, los retos organizativos, etc. apenas se propaga unos pisos más debajo de las salas del consejo…

Es curioso.

Dicho esto, vamos a lo importante: ¿Cómo ha sido lo de Pepito y Juanita?