Author Archives

Francisco José Martín-Moreno Carnero

“¿Descríbame quién es usted?”, me preguntaron en una entrevista de trabajo.

Mis tres neuronas quedaron desconcertadas por la pregunta. Se pusieron rápidamente a pensar y filosofar. La pregunta es realmente compleja si no la has pensado antes.

Y no lo había hecho.

¿Soy Ingeniero Industrial?. Pues sí, es lo que estudié. Pero jamás he ejercido. Me costaría saber dónde está la bujía de un coche. Entonces no soy eso.

¿Soy Consultor?. Pues lo fui. Ahora no. O sí. No lo sé. Pues no soy eso.

¿Soy escritor o jardinero?. Pues claramente no. No me gano la vida con ello. Pero me encanta escribir, hacer folicroquis y cuidar el jardín. Pues no soy eso. O sí lo soy. No sé.

¿Soy de Madrid?. Nací allí. Pero mi ilusión es vivir en una pequeña casita en Mallorca cuando nos jubilemos y las niñas sean mayores.

[…]

Menudo lío.

El tiempo pasaba y tenía que contestar. Copié a Chaplin. Dije: “soy lo que soy. Una persona única y diferente que disfruta mucho haciendo un Folicroqui cada día”.

La fórmula que jamás te enseñaron en la Universidad

La fórmula que jamás te enseñaron en la Universidad. La fórmula de que en esta vida con poder y con dinero puedes conseguir todo lo que quieras

Amigos ingenieros, físicos, financieros, químicos…

Cojan el famoso manual SCHAUM de Fórmulas y Tablas de Matemática Aplicada empleado en la universidad y revisen el contenido: Fórmulas de Divergencias, diferenciales, integrales, neperianos, laplacianos, rotacionales, trigonometría, mecánica de fluidos, algebra lineal, física cuántica,….

Una verdadera maravilla!… están todas.

Si había suerte, el profesor nos dejaba emplear el libro en el examen.

Si “tocaba un profe chungo”… pues te tocaba aprender todas las fórmulas de memoria (o en su defecto, emplear la ‘socorrida’ chuleta).

Acabas la universidad. Empiezas a trabajar. Pasan los años. Maduras. Ganas experiencia a “base de garrotazos”. Aprendes. Subes y caes en el camino. Te levantas de nuevo. Observas. Escuchas.

Acudes de nuevo al libro escondido en la estantería. Le quitas el polvo. y buscas la fórmula:

A + €€€€€ = C… (donde C es lo que quieras).

…y, afortunadamente, no la encuentras.

La ortografía es importante…

Es la base del buen entendimiento. Las tildes y acentos son importantes. Mejoran la calidad de los textos y otorgan carácter a las palabras

La ortografía es importante.

Es la base del buen entendimiento. Las tildes y acentos son importantes. Mejoran la calidad de los textos y otorgan carácter a las palabras al momento en que son pronunciadas.

Las tildes cambian el sentido de las oraciones y ayudan a dar coherencia a los textos. A veces, se necesita a un niño pequeño que nos lo recuerde.

El “niño tilde”. Tan necesario e importante como los 49 niños y niñas restantes.

La oración coge sentido con la suma de todos.

¿A qué gasolinera voy?…

En una de ellas el litro de gasolina está unos 10 céntimos de euro más caro. Está más lejos. Me obliga a desviarme del camino al trabajo.

Tengo dos gasolineras a unos cuatro kilómetros a la redonda.

En una de ellas el litro de gasolina está unos 10 céntimos de euro más caro. Está más lejos. Me obliga a desviarme del camino al trabajo. La tienda es diminuta. No tiene máquinas de lavado.

La otra es más barata. Más cercana. Me pilla de paso. Tienen una tienda más amplia. Con máquinas de lavado…

Acudo siempre que puedo a la primera. Siempre dan los buenos días. Me ponen la gasolina sin necesidad de salir del coche. Cuando voy a pagar, comprueban el nombre que aparece en la tarjeta de crédito y me llaman por mi nombre. Cuando van las niñas pequeñas en el coche, el responsable siempre las hace una broma por la ventanilla que las hace reír mucho. Te desean que tengas un buen día y, al despedirse, siempre lo hacen con una broma y una sonrisa.

El litro sale unos “10 céntimos más caro”.

…que pago con mucho gusto.

No salir en la foto oficial de la empresa..

No salir en la foto oficial de la empresa. En la foto sólo sale el personal interno que ha participado en el proyecto. Lo que no son de la empresa..no salen

No salió en la foto oficial. No le dejaron.

Formaba parte del equipo de trabajo desde los inicios del proyecto. Un equipo de los que se llaman hoy en día “multidisciplinar” y “global”. Formado por personas de diferentes empresas de servicios. A él no le importaba quién le pagase la nómina. Solo le importaba una cosa. Su proyecto. Sus compañeros. La satisfacción de que su trabajo tuviese un sentido. Que sirviese para algo. Contribuyó al éxito del proyecto. Mucho compromiso y dedicación. Sufrimiento y alegría. Jornadas interminables para dejar el trabajo acabado.

… muchas pizzas encargadas de madrugada para consumir en la oficina junto con sus compañeros de equipo.

El proyecto finalizó satisfactoriamente. Fue un éxito. Se entregó en fechas. Fueron 14 meses de trabajo. El cliente estaba muy satisfecho. Pero… él no salió en la foto oficial. No le dejaron. Únicamente el personal interno de la consultora de servicios podía figurar en la foto oficial del proyecto.

Le dolió un poco. No dijo nada. Cogió su móvil. Y se hizo una foto con Todos sus compañeros de equipo. Con independencia de la empresa a la que perteneciese cada uno. Con independencia de la función desempeñada en el proyecto.

Eran sus compañeros.

Para él, esa foto tenía todo el significado.

Lecciones de Vida

¿Qué me diría si regresase del año 2030?

  1. Aprovecha el tiempo con las personas que quieres ya que en cualquier momento se van
  2. No te preocupes tanto por el futuro
  3. Pensar demasiado lo complica todo y sobre todo no te compares con los demás.
  4. Nadie más es responsable de tu felicidad que tú mismo.
  5. Haz la paz con tu pasado o destruirá tu presente
  6. El tiempo sana cualquier cosa.
  7. Lo que otras personas piensen no es tu problema.

#Folicroquideldía

Los juegos de antes. ¿Por qué vivimos?

¿Por qué vivimos?. De niños hacíamos una cantidad de temeridades; petardos, tirachinas, arcos, quimicefas, cabañas con pinchos, colgarnos de trapecios

¿Por qué vivimos?

Gran pregunta. Profunda. Contestada en la historia por grandes sabios y filósofos. Se han escrito cientos de libros. Nos deleitamos con las respuestas encontradas. Con las nuevas preguntas motivadas por el ansia de comprender del ser humano…

Muy bien. Pero faltó otra línea de análisis. Los niños. Cuando no había tablets. Ni móviles. Ni videojuegos.

1.- Existían tirachinas capaces de lanzar grandes piedras a altas velocidades.

2.- Se fabricaban arcos utilizando ramas de árboles y flechas puntiagudas que alcanzaban cientos de metros de distancia.

3.- Se construían cabañas utilizando material de obra, pegamentos tóxicos, hierros y clavos oxidados.

4.- Era costumbre habitual trepar árboles a decenas de metros de altura.

5.- Los conflictos entre pandillas se solucionaban con guerras de piedras lanzadas a mano o, en su defecto, con hondas fabricadas artesanalmente.

6.- Se empleaban petardos con capacidad explosiva muy superior a la actual con el fin de explotados en cacas recientes de vaca. …y un largo etcétera de temeridades incompatibles con la vida (juego de quimicefa, escalar si protección, sin cascos en las bicis, …)

Realizando simulaciones con IA sería fácil concluir que la probabilidad estadística de Vida en el Planeta fuese: CERO. Lo que nos puede llevar a la pregunta:

¿Por qué vivimos?

La VIDA es como una fabada…

La vida es como una fabada. A veces, nos la complicamos en exceso. Con el ansia continua de innovar, de sorprender y que nos sorprendan, de generar necesidades, de diferenciarnos, de aparentar ser lo que no somos, etc...

La vida es como una fabada. A veces, nos la complicamos en exceso. Con el ansia continua de innovar, de sorprender y que nos sorprendan, de generar necesidades, de diferenciarnos, de aparentar ser lo que no somos, etc…

… nos olvidamos de lo tradicional. De lo de siempre. De nuestros orígenes… Complicamos las cosas. Nos liamos en las decisiones.

Hora de comer.

¿y qué plato pido?