Mes: octubre 2020

Mi primer ordenador… un Amstrad PC1512…

Mi primer ordenador... un Amstrad PC1512

Mi primer ordenador fue un Spectrum 48K.

Nos lo regalaron mis padres. Un sacrificio familiar. El origen de mi interés por la tecnología.

Mi segundo ordenador fue un Amstrad PC1512. Este me lo pagué yo. Sobre el año 1990. Costó 139.000 pesetas (835€). Me pasé más de un año ahorrando: >> Limpié una multitud de coches de los vecinos de la urbanización.

>> Fui el jardinero particular para cortar el césped, regar las plantas de los vecinos y recoger las hojas que se caían de los árboles en Otoño.

>> Pasé cientos de veces la aspiradora en casa. >> Sacrifiqué la compra de helados caros del estilo Frigodedo, Dráculas o Capitán Colas por helados simples de limón o naranja.

>> Sustituí los chicles Bang Bang por chicles Boomer que eran mucho más baratos pero duraban solo un minuto antes de que se quedasen duros como una piedra.

>> Di clases particulares de matemáticas.

He de reconocer que tuve “ayuda indirecta”. De no haber pasado la aspiradora dos o tres veces al día en casa o por la generosidad de los vecinos para limpiar sus coches… no lo hubiese conseguido.

Y llegó el día.

Recuerdo la ilusión inmensa cuando lo compré. Me levantaba todos los días muy temprano por la mañana para utilizarlo. Enormemente satisfecho por todo el esfuerzo para conseguirlo.

¿Has llamado a tu madre?

¿Has llamado a tu madre?

¿Has llamado hoy a tu madre? Llámala. Dale las gracias. …continúa con lo que estés haciendo…

[…]

A los 4 años: ‘¡Mi mamá puede hacer cualquier cosa!’

A los 8 años: ‘¡Mi mamá sabe mucho! ¡Muchísimo!’

A los 12 años: ‘Mi mamá realmente no lo sabe todo….’

A los 14 años: ‘Naturalmente, mi madre no tiene ni idea sobre esto’ A los 16 años: ‘¿Mi madre? ¡Pero qué sabrá ella!’

A los 18 años: ‘¿Mi madre? ¡Pero si se crió con los dinosaurios!’ A los 25 años: ‘Bueno, puede que mamá sepa algo del tema….’

A los 35 años: ‘Antes de decidir, me gustaría saber la opinión de mamá.’

A los 45 años: ‘Seguro que mi madre me puede orientar’.

A los 55 años: ‘¿Qué hubiera hecho mi madre en mi lugar?’

A los 65 años: ‘¡Ojalá pudiera hablar de esto con mi mamá!’

@Autor: Disponible en varias fuentes en internet.

Si fuésemos Jeff Bezos otro gallo cantaría…

Si fuésemos Jeff Bezos otro gallo cantaría

“Si Jeff Bezos es capaz de sintetizar sus logros y competencias en una sola página de CV,…tú también puedes”.

Se pone como ejemplo el CV de Jeff Bezos. Nos dan valiosas pautas para hacer el CV perfecto. – Eliminar la información de relleno.

– Indicar los logros y competencias – Apostar por un diseño atractivo.

– No excederse jamás de una página de extensión.

– Sintetizar al máximo. Ser breves.

– …

Cada seleccionador dedica una media de 6 segundos para escanear el CV. Hay tres cosas claras:

1. Sintetizar es importante. “Lo breve, si bueno, dos veces bueno”.

2. El CV es absolutamente impresionante.

3. Jeff Bezos no necesitará jamás en su vida enviar su CV a nadie. Pero claro. Nos podemos preguntar:

¿Qué sucedería si a ese mismo CV excepcional le cambiamos el nombre y la foto? … o si la empresa Amazon no hubiese tenido éxito que ha tenido y hubiese entrado en concurso de acreedores y el Sr. Jeff Bezos fuese un perfecto desconocido.

Pues cambia mucho la cosa.

… las probabilidades de que un CV excepcional perfectamente sintetizado en una página acabase en el cubo de basura aumentarían de manera exponencial.

Intervendrían otros factores. Una pena.

El arte de tomar decisiones…

El arte de tomar decisiones

Unos dicen: “Cualquier camino que elijas en la vida será el correcto, siempre y cuando sea tu decisión.”.

Otros replican: “Somos producto de nuestras decisiones, no de nuestras circunstancias. Las decisiones lo cambian todo. Si no te gusta tu vida, es momento de tomar mejores decisiones”.

Y está muy bien dicho.

Cualquier decisión, aunque sea absolutamente incorrecta, es mejor que ninguna decisión.

La “parálisis por el análisis” puede llevarnos al más absoluto desastre.

¿Quieres la fabulosa y fantástica plantilla Excel?…

¿Quieres la fabulosa y fantástica plantilla Excel?

«¿Quieres la fabulosa plantilla Excel ABC.xls para gestión de nóminas?

– Pídemela diciendo “QUIERO” en comentarios con tu email y te la envío»…

«¿Quieres que te revise gratuitamente tu perfil de Linkedin? – Escribe diciendo “QUIERO” y te doy feedback personalizado»…

«¿Quieres encontrar rápidamente trabajo? – Escribe diciendo “TRABAJO” y te pongo en contacto con las personas de mi enorme red LION»…

[…]

Miles de personas interesadas. Con la esperanza de encontrar una salida a sus necesidades. Miles de datos personales intercambiados.

Esperas y esperas y, en la mayoría de las situaciones, jamás recibes una respuesta. A veces sí. Sí recibes una respuesta. Te piden que te registres en una plataforma. Te piden más datos. Y cada semana, te intentan vender “una moto cuántica” por email.

¿Es efectivo este método?

El pescador y su barca…

El pescador y su barca

… y, PARA QUÉ…

Un consultor pasaba sus vacaciones en la costa y observó durante tiempo a un pescador y sus hábitos. …llegaba tarde, se marchaba pronto, pescaba lo necesario para su subsistencia y, el resto del tiempo … lo dedicaba a pasarlo con su familia, amigos, jugar con sus hijos y descansar. El Consultor se acercó y preguntó:

C: -¿Por qué no pescas durante más tiempo?

P: -¿Para qué? C: -Más pescado, mas ventas… más dinero.

P: -¿Y para qué?.

C: -Comprarías una barca más grande con lo que conseguirías más capturas de mayor valor y…  más dinero.

P: -¿Y qué lograría?.

C: -Montarías tu empresa, un barco más grande, y saldrías a alta mar a faenar.

P: -¿Y para qué?.

C: – Con un buen plan de marketing, multiplicarías ese barco por por 20 y serías millonario!!

P: – ¿Para qué?.

C: – Dejarías de trabajar.

P: – ¿y qué haría?.

C: – Lo que te guste de verdad,… pescar con tu caña, jugar con tus hijos, estar con la familia, descansar…

P: – Ya.

Ref: Cuento Popular

¿Cómo será el jefe nuevo?…

¿Cómo será el nuevo jefe?

Llega un nuevo jefe.

Pregunta habitual: “¿Cómo será?”

Primera impresión: Lleva solo un par de horas en el edificio y pregunta al empleado de la limpieza como se llama. Le da las gracias por tener su escritorio perfectamente limpio. Debe ser de los pocos que conoce su nombre.

Segunda impresión: A la hora de comer, se fija en la etiqueta que muestra el nombre del camarero. Le llama por su nombre para hacer el pedido. Da las gracias. Tercera impresión: Se presenta a su equipo de forma individualizada. A todos les pregunta: “¿Cómo os puedo ayudar yo?”. Simplemente escucha. A la hora de salida, apaga su ordenador y se despide de todo el mundo por su nombre.

… y,…

¿Será o no será buen jefe? Solo ha pasado un día:

…unos dicen que las primeras impresiones engañan.

…otros dicen que no existe una segunda oportunidad para causar una primera impresión.